Antes de hablar… por favor piensen primero

Nuevamente el Diputado Blandino Nerio, volvió a ser noticia, al fustigar a la embajadora Norteamericana Jean Manes quien lamentó que El Salvador se alineara a Venezuela; el diputado en forma malcriada, nada propio de un legislador respondió a la Diplomática: “Nosotros no somos perros falderos de nadie ni andamos moviendo la cola por un par de billetes”, aunque la triste realidad es otra: El Salvador necesita del apoyo económico de los Estados Unidos, principalmente por lo del FOMILENIO II.



Por su parte analistas salvadoreños aseguran que el voto salvadoreño a favor de Venezuela, para evitar la aplicación de medidas por la grave alteración del orden democrático e institucional por parte del Presidente Venezolano Nicolás Maduro, traerá consecuencias políticas y económicas para nuestro país.

“Hay que tener la lengua pegada al cerebro… para evitar exabruptos”



El gobierno salvadoreño a través de su embajador salvadoreño en la OEA, votó pensando más en la ideología que en las necesidades del pueblo salvadoreño, agregan, es decir fue un voto ideologizado con los países alineados al socialismo del Siglo XXI, del cual gran parte de la nación salvadoreña no lo comparte; aseguraron además, que el partido en el poder, llegó al ejecutivo por escasos 6 mil votos y que un 50% de la población le negó el voto.

Jean Manes, dijo durante la entrevista radial de Pencho y Aída, que el voto de El Salvador a favor de Venezuela, está causando problemas en Washington, y puede poner en peligro la ayuda que se brinda al país esto no es solamente por la advertencia que hizo el senador republicano Marco Rubio, sino porque también hay reacciones de otros partidos políticos.

Blandino Nerio, es uno de los diputados que frecuentemente viaja a los Estados Unidos para reunirse con asociaciones de salvadoreños afines al FMLN, además el diputado Blandino debe saber cómo parlamentario que es, que las relaciones diplomáticas es un sistema relaciones internacionales basadas en acuerdos entre sujetos de derecho internacional público y regido dicho acuerdo también por el derecho internacional público; de ahí que debe guardar decoro y las normas sociales básica, porque la percepción es que así de malcriados somos los salvadoreños y que no tenemos ni una pizca de diplomacia ni mucho menos educación política.

Comentarios (0)

Danos tu opinión