Las maras: Factor desintegrador de la nación “Representa una amenaza a la Seguridad Democrática”

Redacción: Periódico En La Mira

En El Salvador están bien definidos los tipos de delincuencia: delincuencia común, delincuencia organizada entre estos las maras y la delincuencia de cuello blanco.



En el primero de los casos, es decir, la delincuencia común es un fenómeno común a todas las sociedades y sus raíces están en las contradicciones de clase, es un fenómeno social y estructura, pues son pocos los que gozan de privilegios; mientras la mayoría se queda al margen de la seguridad social y de los servicios básicos como son: educación, salud, trabajo, alimentación, vivienda y otros.

Las maras, por afectar la estabilidad del país y por sus acciones terroristas representan una amenaza a la seguridad democrática y alta traición a la Patria



La delincuencia común, por afectar a la ciudadanía, este tipo de delincuencia representa una permanente amenaza a la “seguridad humana” ¿qué tenemos que hacer? Se debe fortalecer la legislación penal y su efectiva aplicación por parte de la Fiscalía General de la República y el Sistema Judicial.

Es determinante mantener bajo control a la delincuencia común, puesto que su erradicación no es posible.

Ahora bien, el Órgano Legislativo juega un papel fundamental, en la calidad de leyes que se emitan.
El crimen organizado, aquí en el país está bien representado en las maras - estructuras terroristas - que mantienen estrechos vínculos con el narcotráfico, la trata de blancas, el contrabando y el sicariato – son los impulsadores de la industria del crimen – aquí en la nación como a nivel del istmo.

Su accionar es complejo y sofisticado pues genera una galopante corrupción que vulnera la democracia, obstaculiza el desarrollo, erosiona el tejido moral, descompone el andamiaje político e institucional del pueblo salvadoreño, para beneficio de la comprobadamente próspera industria del crimen en nuestra nación.
En El Salvador, las maras se manifiestan a través de estructuras como la narcoactividad, el contrabando, hoy en su nueva modalidad del contrabando de cigarrillos, el lavado de dinero, el sicariato etc. Coadyuvando muy estrechamente y con la burocracia estatal, iglesias protestantes, Ong’s y en épocas de campaña electoral con los partidos políticos, principalmente con las partidos más grandes.

Las maras, por afectar a sectores productivos relacionados con el desarrollo económico, la estabilidad política del país, y por sus acciones terroristas representan una amenaza a la seguridad democrática y alta traición a la patria.

¿Qué hacer? Se necesita urgentemente una política criminal que reprima duramente a las maras…sacarlos de circulación y prevenir ejemplarizantemente el concurso delincuencial, endurecimiento de las leyes contra el terrorismo. Depurar el Sistema Judicial y la Policía Nacional Civil, de los malos elementos, que colaboran con estas estructuras criminales.

Como aliados naturales a estas estructuras criminales de las maras, tenemos el crimen de cuello blanco, que también es un fenómeno de corrupción histórica en el país que se gesta, mantiene y crece por los actores enquistados dentro de la burocracia estatal, Órgano Ejecutivo, Órgano Legislativo y Órgano Judicial, en convivencia con personas, sectores o grupos interesados en hacer prevalecer sus propios intereses, inclusos buscando alianzas o componendas con las maras.-

Por su grado de afectación, este tipo de delincuencia, al igual que el crimen organizado de las maras, termina afectando la seguridad democrática.

Para su combate es determinante sustituir a la Corte de Cuentas por una Contraloría General, ya que actualmente la estructura de la Corte de Cuentas se presta para ser cómplice, ya sea obviando las investigaciones de auditoria, ocultando informes, dando finiquitos exprés e internamente por el presidencialismo caracterizado históricamente en esa institución.

La Fiscalía General de la República, debe jugar un rol efectivo al perseguir a este tipo de delincuentes; el Órgano Legislativo, creando leyes que eviten que este tipo de crimen, prescriba y que sea perseguido a través del tiempo.

El crimen de cuello blanco, representa también una traición a la patria. Para combatir este tipo de crimen, también es necesario que el Sistema Bancario colabore con el Estado y no se escude en el secreto bancario y que el organismo responsable como la Superintendencia del Sistema Financiero sea más efectivo en el control bancario.

Comentarios (344)

All of my questions sednset-thatkl! - 13 de Abril de 2017

All of my questions sednset-thatkl!

side-ads