Erno Rubik inventa el cubo mágico (19 de mayo, 1974)

Redacción

El escultor Erno Rubik creó el 19 de mayo de 1974, el conocido cubo de Rubik, que popularmente se conoce como Cubo Mágico, un rompe cabeza tridimensional que consta de seis caras divididas entre nueve cuadrado de seis colores los cuales son, rojo, azul, verde, blanco, naranja, amarillo.



El objetivo de este juego es conseguir que cada caja este conformada por nueve cuadrados del mismo color.

El cubo mágico fue diseñado para enseñar a los alumnos como se mueve los objetos en el espacio, más que un simple juego, también agiliza la mente y la visión espacial.



Esté cubo mágico se comenzó a comercializar en Budapest, la ciudad natal de Rubik, tres años después este invento comenzó a venderse en las jugueterías en las ciudades como, Londres, Nueva York y Paris, el cubo mágico despertó el interés de muchos científicos y hasta publicaciones de libros como el del matemático David Singmaster el cual lo llamó “Note´s on Rubik´s Magic” Cube (1981).

Te presentamos los siete pasos para armar el cubo mágico.

Paso 1: Cruz superior.

Este es el paso más sencillo, solo tenemos que crear una cruz en la cara superior del cuba mágico, de forma que los colores también coincidan en las capas anexas, observara que el color de cada cara va a fijar el centro de esta.

Paso 2: Completar la capa superior.

Para determinar la primera capa de nuestro cubo, basta colocar los cuatro vértices superiores en su sitio.

Paso 3: Completar la segunda capa.

Colocar en un sitio las cuatro aristas, (piezas con 2 pegatinas), este es uno de los pasos más difíciles de deducir.

Paso 4: Cruz en la última cara

Para la última capa, giremos todo el cubo, lo que se debe hacer es que la última cara que dibujada una cruz, a diferencia del paso uno, ahora nos centramos en la cara.

Paso 5: Extender la cruz a la última capa.

Ahora nos enfocaremos en las caras anexas, por eso vamos hacer que la cruz que formamos en el paso anterior tenga sus colores laterales coincidiendo con las caras anexas.

Paso 6: Colocar los últimos vértices (sin orientar).

En este paso colocaremos los vértices de la última capa en su sitio, posiblemente queden girados, en el dibujo se ve que cada esquina está en sus sitio, aunque tres de ellas necesitan un giro para que estén correctamente situadas.

Paso 7: Terminar el cubo.

Este es el último paso que es poco complicado, tenemos que girar las esquinas para completar el cubo de Rubik, debemos tener mucho cuidado, un fallo puede importunar y tendríamos que iniciar de nuevo.

Comentarios (0)

Danos tu opinión