La idea de implementar un Plan Territorial es buena, pero no existen los recursos humanos ni económicos para que realmente funcione

El presidente Nayib Bukele dio a conocer algunos detalles sobre las medidas que continuarán implementando como parte del Plan Territorial para combatir y aniquilar a las maras y pandillas.

El mandatario aseguró que sumarán 1,000 elementos más de la Fuerza Armada y la Policía Nacional Civil (PNC) al plan y que estos soldados y policías ya están activos en 16 de los municipios más conflictivos. Además, agregó a Cojutepeque, por lo que ahora suman 17 municipios dentro del plan.

Bukele también aseguró que los pandilleros han huido a las montañas y eso no es cierto, los pandilleros están en un plan de alerta y cuando los efectivos de la PNC y soldados llegan a las zonas ocupadas se largan, pero posteriormente regresan porque el ofrecimiento del presidente de que en las zonas donde llegan los efectivos policiales y militares quedaran protegidas no es tan cierto. Los agentes y militares se retiran y la razón es que no existe el número de elementos de seguridad necesarios para brindar este tipo de control, que sin duda es lo ideal.

Con el tema de las extorsiones, el mandatario hizo un llamado a la población para que no paguen la llamada “renta” a los miembros de estructuras delincuenciales. “Si lo hacen, están botando su dinero” y añadió “No hay necesidad de pagar renta”, argumentó Bukele, puesto que la Fuerza Armada y la Policía “han llegado para quedarse en los territorios”. Pero Bukele no sabe que en las empresas distribuidoras de productos de primera necesidad en las colonias y barrios, los vendedores ruteros deben de pagar una renta a los delincuentes y que la empresa solo les ayuda a los vendedores con la mitad de la extorsión, la otra mitad la paga el rutero, y si este no entrega a los pandilleros lo que ellos exigen su vida corre peligro.

Otra cosa que no se está controlando es que en los lugares dominados por pandilleros existen familias o personas que colaboran con los pandilleros, ya sea porque existe un parentesco o por el pago de estos grupos.

Este plan  de Plan de Control Territorial debe incluir ademas que elementos de la PNC lleguen a las escuelas y les informen, mediante pláticas, a los alumnos y padres de familia ahí reunidos los alcances de esta medida y la necesidad de que los jefes y jefas de hogares sepan orientar a sus hijos haciéndoles ver que integrarse a estos grupos criminales es negativo, pues si así lo hacen les quedan dos caminos, o ir a la cárcel o morir en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad.

Finalmente el mandatario concluyó su informe del fin de semana diciendo: “Ya verán que de aquí a unos seis meses la seguridad va a ser diferente. Aquí no cabe ninguna negociación, no cabe ninguna tregua”.

Ojalá que los planes que el mandarlo está poniendo en marcha sean efectivos y que los diputados del FMLN y de ARENA comprendan que ya es tiempo de olvidarse de inereses de partido y trabajar por los intereses del pueblo salvadoreño. Si los diputados no brindan los recursos económicos que el mandatario está solicitando y el esfuerzo realizado por la PNC y el ejército no tienen resultados positivos lo más probable es que los votantes los castiguen en las próximas elecciones y bajen considerablemente su número de diputados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *