La derecha salvadoreña y el líder de ARENA Roberto d´ Abuisson asesinan a monseñor Óscar Arnulfo Romero

El 24 de marzo de 1980 un sicario asesina al arzobispo Óscar Arnulfo Romero mientras oficiaba una misa en la capilla del Hospital de la Divina Providencia en San Salvador. Investigaciones posteriores determinaron que sus asesinato fue ordenado por el líder del partido derechista ARENA, Roberto d Aubuisson.

El arzobispo Óscar Arnulfo Romero es una de las voces más potentes a favor de la paz. El religioso denuncia las matanzas perpetradas por militares y paramilitares amparados por el gobierno y la actividad de grupos económicos que utilizan el caos de la guerra civil para despojar y explotar a los campesinos salvadoreños.

Su defensa de los Derechos Humanos lo convierten en un riesgo para las fuerzas de derecha, que pronto lo acusan de ser partidario de la guerrilla. Pero Romero denuncia la violencia de ambos bandos, por lo que pronto es objeto de intimidaciones y amenazas.

Se implicó de lleno en la denuncia de las atrocidades que realizaba el ejército y los escuadrones de la muerte al mando de ARENA, luego del asesinato del padre Rutilio Grande. Sus reiteradas denuncias de la violencia militar y revolucionaria, que llegaba hasta el asesinato de sacerdotes, le dieron un importante prestigio internacional. Ello no impidió que, al día siguiente de pronunciar una homilía en que pedía a los soldados no matar, fuese asesinado por un francotirador mientras oficiaba una misa.

El 23 de marzo de 1980, Domingo de Ramos, Monseñor Romero pronunció en la catedral una valiente homilía dirigida al Ejército y la Policía. Al día siguiente, hacia las seis y media de la tarde, durante la celebración de una misa en la capilla del Hospital de la Divina Providencia, fue asesinado en el mismo altar por un francotirador. No se produjo, sin embargo, ninguna detención, y todavía en la actualidad permanecen sin castigo los culpables.

En 2015 Óscar Romero fue beatificado por la Iglesia católica; los actos de la beatificación congregaron a más de 250.000 fieles en la Plaza Salvador del Mundo de la capital salvadoreña. Tres años después, el 14 de octubre de 2018, el papa Francisco ofició en Roma la ceremonia de canonización. La festividad de San Óscar Romero, también llamado San Romero de América por sus devotos, se celebra el 24 de marzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *