La naturaleza está cobrando su derecho a vivir

Resulta irónico y hasta malévolo, pero con la pandemia del coronavirus que ha paralizado al mundo entero y hasta el 29 de marzo había registrado más de 638 mil 146 infectados en el planeta, mientras  2 mil personas habían fallecidos, parece ser que es la reacción del planeta ante el ataque mordaz que los imperios comenzando con Estados Unidos están causando, al grado que están destruyendo al planeta Tierra y este se está defendiendo ante el ataque mordaz de la raza humana.

Si lo vemos desde el punto de vista ecológico nos podemos dar cuenta que estamos envenenando los mares, que algunas especies animales están desapareciendo, que la capa de ozono se está destruyendo. Centrándonos en los usos domésticos del ozono, y sin ser exhaustivos, podemos afirmar que el ozono sirve para desinfectar y desodorizar atmósferas interiores y prácticamente todo tipo superficies. A su vez, demuestra una gran eficacia para purificar el agua y mejorar la salud y bienestar de la familia mediante el cuidado personal y métodos curativos basados en la ozonoterapia, pero al parecer a esto no le tomamos importancia.

Por otra parte, el oxígeno, que respiramos para poder vivir, está cada vez más contaminado y al ingresar en nuestros pulmones nos causa enfermedades severas como el cáncer. Además, los rayos ultravioleta del sol están penetrando directamente a la tierra por los agujeros negros  que se han abierto en la atmósfera,  causando enfermedades graves  como el cáncer en la piel. Mientras tanto, la humanidad está creciendo vertiginosamente al grado que estamos sobre poblando la tierra, los alimentos son cada vez más escasos, mientras a las potencias mundiales poco les importa y solo piensan en hacer más y más dinero, sin darse cuenta que cuando el destino nos alcance el dinero no se podrá comer.

Ante esta vorágine incontrolable,  la Tierra está diciendo basta ya, y está reaccionando en defensa propia,  enviándonos pandemias como el COVID-19, diciendo: si ustedes me quieren aniquilar, yo los acabaré primero. La raza humana desaparecerá y ante esto solo le queda una salida, o frenamos  la destrucción del planeta o desaparecemos. Para que con el paso del tiempo la tierra resurja de nuevo tal como la creo Dios en un inicio pura  limpia.

Si nos damos cuenta el coronavirus está atacando a los países más desarrollados comenzando por Estados Unidos donde hasta el viernes 27 de marzo, 2 mil 479 personas fallecidas  y 143 mil 236 estaban contagiados. Mientras que China, la segunda potencia mundial y donde surgió el virus, las muertes alcanzaban los 3 mil 304. Seguidos de Irán con 2 mil 640; y Francia, con 2 mil 606, Italia con más de 10 mil, en España se registraron 7 mil 368 fallecidos. Mientras  en todo el mundo se registraron más de 566 mil casos y más de 25 .000 muertos hasta esa fecha, de acuerdo a las cifras de las Naciones Unidas.

Ante esta triste y dura realidad solo nos queda que clamemos misericordia a Dios para que el mundo entero recapacite y entienda que hay un Ser Superior que es el único que puede sálvanos. La humanidad debe entender que basta ya de tanta destrucción y ambiciones económicas, que lo más importante es la vida y que todos juntos debemos luchar por cuidarla y pedir al Creador que nos libre del mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *