Una medida tomada a la ligera y sin planificación causo serios problemas a la clase trabajadora

El decreto Ejecutivo 22, que limita la movilidad y el transporte de los salvadoreños, en principio ha sido visto como necesario si se toma en cuenta que lo que se busca es evitar que más salvadoreños se contagien del mortal Coronavirus que hasta el momento ha quitado la vida a 15 personas.

Sin embrago, muchos cuestionan que no se hayan tomado las medidas necesarias para que se cumpla en su totalidad, el Presidente Nayib Bukele anunció ayer que la medida comenzaría a funcionar desde ahora jueves y que las empresas que necesitaran que sus empleados asistieran a trabajar deberían de contratar buses para que los llevaran a sus puestos de trabajo y los retornaran a sus hogares, pero esto no se cumplió y esta mañana se vio a decenas de trabajadores que buscaban la forma de cumplir con sus obligaciones laborales, so pena de ser sancionados por sus patrones si faltaban a sus labores.

Pero no solo el sector privado se vio afectado, en las calles de acceso a San Salvador se pudo observar a enfermeras que tuvieron que caminar largas distancias  para llegar a sus lugares de trabajo como hospitales o unidades de salud, esto les causo un gran problema sin embargo asistieron a trabajar.

Dentro los afectados también se encontraban vigilantes y trabajadoras domésticas, entre otros que cuentan con el permiso de circulación, pero que no hallaron como trasladarse a sus centros de trabajo. La mayoría ha tenido que caminar grandes distancias para llegar a sus destinos.

Por otra parte, entendidos en materia jurídica recordaron que el artículo 164 de la Constitución de la República establece que “todos los decretos, acuerdos, órdenes y resoluciones que los funcionarios del Órgano Ejecutivo emitan, excediendo las facultades que esta Constitución establece, serán nulos”.

Por tanto, los conocedores de materia legal señalan que: “no deberán ser obedecidos, aunque se den a reserva de someterlos a la aprobación de la Asamblea Legislativa”.

Los juristas sostienen además que las limitaciones a los derechos fundamentales, como la libertad de tránsito, libertad económica o libertad personal, solo se pueden establecer por ley formal, producto de la Asamblea Legislativa, lo cual no ha ocurrido en este caso.

Vamos a ver si el Presidente Bukele pone atención a lo que los conocedores de la ley expresen. Como periódico En La Mira Noticias esperamos que el mandatario resuelva este día los problemas que enfrentaron los salvadoreños responsables que fueron a laborar y que mañana puedan acudir a sus labores sin contratiempos, de lo contario quedaría demostrado que la implementación de la medida para frenar el Covid-19, tuvo buenas intenciones, pero fue mal ejecutada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *