China amenazó con “represalias” si Estados Unidos le aplica sanciones por su responsabilidad en la pandemia de coronavirus

Infobae

La advertencia de Beijing llega en momentos en que el régimen inaugura la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, su acto político más importante del año. Donald Trump criticó un documento que intenta desligar al gobierno de Xi Jinping del brote.

China advirtió el jueves que tomaría “medidas de represalia” si el Congreso estadounidense adopta sanciones contra Beijing por su responsabilidad en la pandemia de coronavirus.

“Estamos resueltamente opuestos a esos proyectos legislativos y adoptaremos una respuesta firme y medidas de represalia” si son adoptados, advirtió ante la prensa el portavoz de la Asamblea Nacional Popular (parlamento chino), Zhang Yesui.

En Washington, los senadores republicanos presentaron un proyecto que daría al presidente Donald Trump el poder de imponer sanciones a China si Beijing no proporciona un “informe completo” sobre la pandemia de COVID-19. La enfermedad apareció a finales de 2019 en Wuhan, ciudad del centro de China, que finalmente fue puesta en cuarentena a partir del 23 de enero por un período de dos meses y medio. Mientras tanto, la pandemia se propagó por todo el mundo, contaminando a más de 5 millones de personas, de las cuales casi 330.000 murieron.

La administración Trump acusa a las autoridades chinas de haber tardado en alertar al mundo sobre la epidemia y de haber ocultado su amplitud.

Estados Unidos es, de lejos, el país más afectado por la epidemia. “No es responsable ni moral ocultar sus propios problemas acusando a los demás”, dijo Zhang, en vísperas de la apertura del período de sesiones anual de la ANP. “Nunca aceptaremos demandas injustificadas ni demandas de indemnización”, advirtió.

La advertencia china llega cuando el régimen inicia su acto político más importante del año tras una demora de dos meses por la pandemia.

La inauguración de la sesión anual de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh) es un indicio más de lo que el gobierno proclamó como su victoria sobre el brote que se originó en la ciudad de Wuhan, en el centro del país, a finales del año pasado. La Conferencia normalmente se reúne cada año al mismo tiempo de las sesiones plenarias de la Asamblea Popular Nacional (APN). Tanto la APN y la CCPPCh sesiones plenarias son a menudo llamado el Lianghui (Las dos reuniones), llevando a cabo importantes decisiones a nivel político nacional.

Los miembros de la Conferencia “contarán al mundo cómo China, como un país importante responsable, ha tomado medidas firmes y contribuyó a la cooperación internacional en la lucha contra la epidemia del COVID-19”, dijo el presidente del organismo, Wang Yang, en su informe antes más de 2.000 delegados.

Los delegados de base se congregaron en el vasto auditorio en el interior del Gran Salón del Pueblo, en el corazón de Beijing, con mascarillas. Otros altos cargos, incluyendo Wang y presidente y líder del Partido Comunista, Xi Jinping, no llevaban tapabocas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *