Accidente aéreo en Pakistán deja decenas de muertos

Un avión de Pakistan International Airlines (PIA) se estrelló este viernes en un barrio residencial de la ciudad de Karachi, la más grande de Pakistán.

El avión, en el que viajaban 91 pasajeros y 8 miembros de la tripulación, provenía de Lahore, en el noreste del país, y volaba rumbo al Aeropuerto Internacional Jinnah, de los de mayor tráfico del país.

Al menos 57 personas murieron, según confirmaron las autoridades provinciales. También informaron que al menos dos pasajeros sobrevivieron.

El avión había tratado de aterrizar previamente en el aeropuerto pero mientras daba la vuelta para realizar un segundo intento perdió sus motores y emitió una señal de auxilio.

El primer ministro de Pakistán, Imran Khan, manifestó estar «en shock» y «consternado» por el accidente, y prometió una investigación inmediata de lo ocurrido.

El accidente se produce poco después de que el país comenzara a permitir la reanudación de los vuelos comerciales tras la cuarentena por el coronavirus.

Ciudadanos alrededor del país se preparan para celebrar el final del Ramadán, muchos de ellos con viajes de vuelta a sus casas.

Qué ocurrió

El vuelo PK8303 se estaba acercando al Aeropuerto Internacional de Jinnah sobre las 14:30 hora local (9:30 GMT).

Tenía permiso para aterrizar pero los pilotos decidieron abortar el primero intento y dar la vuelta para volver a intentarlo.

La razón de ello es desconocida. Un funcionario de aviación civil dijo a la agencia Reuters que el aparato pudo haber sido incapaz de activar el tren de aterrizaje.

Varias imágenes publicadas en redes sociales aparentemente muestran marcas de quemaduras bajo ambos motores, sin el tren de aterrizaje a la vista.

El lugar donde cayó la aeronave es un barrio residencial de la ciudad cercana al aeropuerto.

Una supuesta grabación de la conversación con la torre de control en el segundo intento de aterrizaje fue publicada por medios del país. En ese diálogo, el piloto dice que el avión había «perdido los motores».

Un controlador aéreo le pregunta si va a llevar a cabo un aterrizaje con el tren plegado, a lo que el piloto contesta: «Mayday, mayday, mayday», la habitual señal de socorro.

Fuela supuesta última comunicación con la aeronave.

Los investigadores tratarán de recuperar la caja negra para determinar la causa de lo ocurrido.

La aerolínea informó que el avión se había sumado a su flota en 2014 y había pasado su inspección anual el pasado noviembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *