Los Rolling Stones quieren demandar a Donald Trump por usar sus canciones

Mick Jagger y compañía se unen a la larga lista de músicos que se oponen a que el presidente estadounidense utilice sus canciones durante sus eventos de campaña.

El grupo de rock británico Rolling Stones amenaza al presidente estadounidense, Donald Trump, con llevarlo ante la justicia si sigue utilizando su canción «You Can’t Always Get What You Want» en sus campañas políticas.

Este sábado, la mítica banda dio a conocer una declaración, reproducida por el portal Deadline, en la que advierte de una posible demanda contra el mandatario: «Esta puede ser la última vez que el presidente Donald Trump use canciones de los Stones. A pesar de órdenes de cese y desista a Donald Trump en el pasado, los Rolling Stones están tomando otras acciones para excluirlo de utilizar sus canciones en cualquier evento de campaña futuro».

El equipo de los Stones, continúa la declaración, está trabajando con BMI, el organismo estadounidense de protección de los derechos de autor musicales. BMI ya ha notificado a la campaña de Trump que cualquier uso de una obra del grupo británico durante la campaña electoral a la reelección en noviembre próximo, violaría el acuerdo de licencia con la organización.

«La BMI ha informado al equipo de campaña de Trump en nombre de los Stones que la utilización no autorizada de sus canciones constituiría una violación de su acuerdo de licencia», reza un comunicado publicado por Deadline. Ese artículo, anterior a la declaración de ayer de los Rolling Stones, fue retuiteado por la cuenta oficial de la legendaria banda en Twitter.

«En caso de que Donald Trump lo ignore y persista, será perseguido en justicia por haber roto el embargo y haber tocado música no autorizada», sostiene el comunicado de BMI.

«You Can’t Always Get What You Want» se escuchó en el primer evento de campaña que Trump realizó durante la pandemia de Covid-19, celebrado en Tulsa, Oklahoma, el 20 de junio pasado. Sin embargo, la primera vez que los Stones objetaron el uso de la canción fue en la campaña presidencial de 2016, aunque desde entonces ha seguido usándola sin permiso, segun Deadline.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *