A las 23:02 horas de ayer, Mario Ponce finaliza la sesión plenaria ordinaria sin lograr la ratificación de los préstamos de $270 millones

El ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, se retiró anoche del Salón Azul, luego de que desde las 9 de la noche permaneciera en la Asamblea Legislativa la ratificación de dos préstamos ante el BID por $270 millones para enfrentar la pandemia, pero al no lograr los votos de AREN y el FMLN, se retiró.

“El Salvador pierde préstamo del BID por 250 millones de dólares ante falta de voluntad de los partidos de oposición de ratificarlo en sesión plenaria que acaba de concluir y deja sin recursos al Gobierno del Presidente Nayib Bukele para seguir enfrentando la pandemia”, lamentó la fracción de GANA.

Tanto ARENA y FMLN habían adelantado desde temprano su disposición para votar favorable; sin embargo, un cambio de última hora introducido por la bancada arenera, por medio de la diputada Margarita Escobar, en el sentido, que del préstamo se destinaran $5 millones para la alcaldía de San Salvador, botó la negociación alcanzada.

El Gobierno insistió que si el préstamo no se aprobaba este viernes, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID),cedería ese recurso para otros países a partir del 6 de agosto, dejando a El Salvador sin fondos para invertir en salud, para pagar a veteranos de la Fuerza Armada y excombatientes del FMLN, para las alcaldías, FOMILENIO 2, para pago de planillas de trabajadores y apoyo a las MIPYME.

El BID concedió al país un préstamo por $250 millones para utilizarlo en acciones de atención a la emergencia sanitaria, transferencias a las municipalidades y para actividades económicas. Para poder acceder al dinero, el BID estableció que debía pasar por tres rondas de votación en la Asamblea Legislativa para el 31 de julio (hoy) y estar listo para el primer desembolso el 5 de agosto.

Bukele lamenta posición de ARENA y FMLN

Por su parte, el Presidente Nayib Bukele, lamentó anoche que los diputados no aprobaran los dos créditos ofrecidos por el BID. Ante la negativa de los diputados, Bukele cuestionó diciendo: “El trabajo de meses consiguiendo esos fondos. Tirado a la basura”, lamentó el mandatario mediante su cuenta de Twitter. “Que Dios los perdone”, agregó.

El Gobierno había gestionado el préstamo como parte de la estrategia financiera que diseñó e implementó el Ministerio de Hacienda desde abril para enfrentar la pandemia y el período posterior. El paquete de financiamiento del BID es parte de los $3,000 millones que la Asamblea le autorizó a gestionar.

El crédito fue aprobado desde junio por el BID.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *