Sin Categoría

Asaltan a 12 feligreses en plena misa en Costa Rica cuando sacerdote iba a leer evangelio

Dos sujetos, vestidos totalmente de negro, asaltaron la noche del viernes a 12 adultos y tres niños que participaban en una misa en la capilla de la comunidad de 12 Millas, en Batán en Matina, Limón.

Los individuos irrumpieron en el lugar a las 6:15 p. m. cuando el sacerdote Fabio Garro Bonilla se disponía a leer el evangelio.

“En eso, ingresan dos sujetos con la cabeza envuelta en algún pañuelo negro y el resto de la vestimenta era oscura. Tenían armas pequeñas, pistolas o revólveres, no sé. Empezaron a cerrar la puerta y dijeron que era un asalto y que les diéramos los celulares”, manifestó el padre Fabio Garro.

La capilla de 12 Millas tiene solo una puerta, pues se trata de una construcción pequeña que mide unos 10 metros de largo por unos cinco de ancho.

El sacerdote dijo: “Uno de ellos se vino para donde mí y me lo pidió. Yo no lo portaba y así se lo hago saber. Él me dice: ‘usted lo tiene, usted andaba con un celular, nosotros lo estábamos vigilando’”.

“Le digo que no lo tengo, que lo dejé en el carro que está afuera. Le digo vamos al carro, cogí las llaves y traté de irlo sacando del templo. En la puerta, me encañona en la cabeza y me dice que deje de estar viéndolo. En eso, el otro salió y entonces él también decidió irse.

“Reingresé y les pregunté a los presentes si alguno había sufrido alguna violencia física y me dijeron que no. Solo fue la sustracción de los celulares y algunas billeteras», continuó el sacerdote.

Los individuos se presume que huyeron a pie, en tanto el sacerdote decidió continuar con la misa.

Poco después, llegaron oficiales de la Fuerza Pública que realizaron un rastreo por la zona aledaña sin poder dar con los responsables del asalto.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que recibieron la denuncia sobre el hecho y que el caso quedó en manos de agentes de la oficina regional de Batán. Los asaltantes serían dos hombres jóvenes.

El padre Fabio Garro, párroco del distrito de Batán, dijo que esta es la primera vez que afronta una situación de asalto con armas de fuego durante la celebración de una misa.

Agregó que la capilla se encuentra en reparaciones debido a que, durante las noches, desconocidos han ingresado y se han apoderado de algunos artículos.

“A los asaltante no los habíamos visto. El trabajador que está haciendo las repaciones le dijo a una de las señoras de la comunidad que vio a dos sujetos sospechosos durante la tarde” agregó el religioso.

De acuerdo con vecinos, en el trayecto entre 24 Millas y Santa Marta, que es de unos 10 kilómetros, es común que sujetos a pie o en moto asalten a las personas que caminan. Se trata de un lugar bastante despoblado y que está ubicado entre fincas dedicadas a la siembra de banano.

Por su parte, William Rodríguez, vocero de la diócesis de Limón, dijo: “Lamentamos muchísimo que este tipo de hechos se den en momento en que las personas están en paz, en recogimiento. Afecta a una comunidad alejada y a grupos pequeños. Eso causa gran impacto. Solo queda rezar muchísimo por las personas que se dedican a este tipo de cosas”.

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba