Sin Categoría

Asamblea Legislativa tiene 60 días para abandonar edificio de curules que se encuentra seriamente dañado y podría colapsar

El Ministerio de Trabajo ha dado un plazo de 60 días para desalojar el edificio de la Asamblea Legislativa debido a los graves daños que presenta la infraestructura y que según la última evaluación los daños en las columnas de sostén del cuarto y quinto piso, “han aumentado” y podrían ceder provocando un tragedia.

“El Departamento de Salud Ocupacional me ha dado un número, me dice que acá laboran 1,186 hombres y 780 mujeres y que debo aliviar esta carga. Yo no puedo sacar a la fuerza a los trabajadores, están cumpliendo sus funciones legislativas. De hecho, ya no quieren ingresar, también muchos de ellos, hay personas que están padeciendo de nervios y se les está dando atención psicológica”, señaló hoy Quijano.

Ante tal situación la cartera de Trabajo ha hecho un llamado al presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, para que interceda en la situación y brinde un espacio seguro para los empleados legislativos.

Por su parte el presidente del parlamento Norman Quijano reitera la propuesta que ya se había propuesto anteriormente de ceder el edificio de la Comisión Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL) o las instalaciones del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO).

El llamado de Quijano fue lanzado a través de su cuenta de Twitter y reiterado en una conferencia que brindó desde su despacho.

“Nosotros no hemos dejado de trabajar y yo sigo preocupado, soy el representante legal de este instituto y sobre mí cae responsabilidad también, si no tomamos acciones”. He pedido a la unidad financiera que nos haga un estimado de cuánto costaría trasladar a todas las fracciones alquilando edificio y me están dando un monto de aproximadamente de seis meses de alquiler que es lo que podría durar el tiempo para la construcción de unas galeras provisionales donde podríamos ir, pero antes tiene que ser demolida la pirámide, porque está en peor estado que este edificio”, señaló.

Quijano asegura que su “interés primordial” es la vida de los trabajadores de la Asamblea y no la construcción de un nuevo edificio legislativo, aunque, señala, no está renunciando a esa iniciativa.

“Me he puesto a la disposición del presidente si quiere que conversemos sobre esto, pero creo que también él como todos los que asumimos cargos de responsabilidad dentro del aparato del Estado, tenemos la obligación de velar por la seguridad de las personas”.

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba