Sin Categoría

El COENA y la comisión política del FMLN deben renunciar YA

Por: Carlos Mario Recinos

Un día después de las elecciones presidenciales, es el momento oportuno para rectificar en aquello en lo que se han cometido errores, la victoria aplastante de Nayib Bukele, es el resultado de las políticas erróneas implementadas por cúpulas que han estado cuidando su puesto, cúpulas que han estado haciendo negocios mientras el pueblo se muere de hambre, cúpulas que no han sido capaces de renovarse y hoy están en una etapa agónica porque les queda poco para morir.

En el caso del FMLN, la derrota los ha dejado prácticamente sin opciones y a un paso de convertirse en un partido político “bonsái”, es decir que existe pero no sirve para nada, sus dirigentes no tuvieron la capacidad de entender y administrar la confianza que la mayoría de salvadoreños que en su momento depositaron en ellos, hoy han recibido el repudio de una sociedad hastiada de tanta falacia y populismo que les duro poco, esa cúpula se convirtió en cómplice de un presidente prófugo y cobarde que solo los utilizo porque se dejaron complacientemente utilizar.  

ARENA, tiene grandes similitudes con el FMLN, en cuanto a las razones que los llevaron a la derrota electoral nuevamente, el COENA actual, no supo interpretar los resultados obtenidos el cuatro de marzo de 2018, pensaron que los 37 diputados los obtuvieron por méritos propios, pensaron que recuperaron San Salvador por méritos ganados por sí mismo, cuando la realidad es que no fue así, ARENA obtuvo esos buenos resultados a partir del fraccionamiento del voto duro del FMLN y la abstención de los mismos.

El COENA se equivocó al tener incidencia en sus elecciones internas, para nadie es un secreto que Javier Siman era un mejor candidato que el que ellos escogieron y aun así no les importo; el COENA hoy solo tiene la opción de renunciar y así permitir que los verdaderos líderes del partido intenten recomponer lo que sus antecesores destruyeron, la verdadera renovación es la única opción.

Al FMLN se le olvido la lucha social y el COENA nunca entendió su verdadera función dentro del partido ARENA. El frente verdaderamente tiene pocas posibilidades de sobrevivir a la “paliza” que les dio el pueblo y ARENA tiene una última oportunidad si verdaderamente se renuevan, pero, con las recientes declaraciones de uno de sus alcaldes que por cierto no goza de mucha popularidad ni siquiera en el partido, parece que están al borde de una división de la que probablemente no podrán recomponerse.

Felicidades al Presidente electo, Nayib Bukele, a quien todos deberíamos pedirle que cumpla todo lo prometido y que deponga cualquier interés personal por los intereses de todo un país, un país que por cierto, ha demostrado que sabe muy bien cómo utilizar el voto para repudiar a los que no valoran la bendición de ostentar un cargo público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba