Sin Categoría

El que nada debe, nada teme. ¿Por qué tienen miedo a una CICIES?

Los analistas políticos de derecha temen la instalación de una Comisión Internacional de Combate a la Impunidad en El Salvador (CICIES).

Y es que estos analistas políticos de derecha tienen miedo de que se instale una CICIES en El Salvador, y tienen razón de temer, porque por años han defendido a la derecha salvadoreña y al gran capital que mantiene dominado a las grandes mayorías y al país.

Es común leer, en El Diario de Hoy o periódicos similares como Diario El Mundo,  artículos firmados por ellos en donde atacan propuestas nuevas que ayudarían al país a salir adelante. Propuestas como que los grandes evasores fiscales paguen los millones que deben al Estado, o que la Fiscalía General actué de manera honesta e investigue casos que mantiene en el olvido, o que la Corte Suprema de Justicia estudie  casos relevantes y no los mantenga en el anonimato.

Os analistas proponen establecer límites estrictos que eviten la invasión de una CICIES en las instituciones locales encargadas de la investigación y la persecución del delito,  y es que ellos saben perfectamente que son estas instituciones las que obedecen lo que manda el gran capital y las familias poderosas.

La constitución de una Comisión Internacional contra la Impunidad en El Salvador debe nacer de la formulación de la sociedad civil y buscar el fortalecimiento de las instituciones locales especializadas en el combate del crimen y la lucha contra la corrupción como la Fiscalía General de la República y la Policía Nacional Civil.

Ya en Guatemala  hubo una experiencia, cuando la CICIG comenzó a investigar casos donde salieron involucrados políticos y gente importante de ese país vinculados en casos de corrupción que los podían enviar a la cárcel el presidente Jimmy Morales pidió que la CICIG abandonara el país.

El CICIES dirigiría investigaciones delicadas y ningún político debe meter mano, sino ser un ente independiente de tal clase de influencias. En el momento en que una CICIES caiga en manos de políticos, ni El Salvador ni ningún país la necesitarían, pues se transformaría en un arma para perseguir por un lado y encubrir por otro.

La iniciativa de una CICIES ha contado con el apoyo de Estados Unidos y la Unión Europea, que justificadamente consideran que la corrupción afecta no sólo la moral pública al alentar el cinismo y la sinvergüenzada entre tantos en El Salvador, sino que ha dañado gravemente la institucionalidad a causa de la compraventa de voluntades.

Pero la verdad es que los salvadoreños, en su mayoría, están de acuerdo con que se instale una CICIES y se ponga bajo las rejas a los políticos, empresarios, miembros del gobierno, analistas, periodistas, abogados y a todos aquellos que han participado en casos de corrupción que por cierto abundan en nuestro país.

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba