Sin Categoría

Golpe a pandilla en la Santísima Trinidad con arresto de cabecilla prófugo por homicidio


El jueves 1 de noviembre de 2018, Kevin Enrique Domínguez González (18) hizo –sin saberlo- su último viaje como peón de un camión que transportaba materiales de construcción, esa vez hacia la colonia Santísima Trinidad, del municipio de Ayutuxtepeque, al noroeste de San Salvador.
Cuando el vehículo pesado regresaba ese día de descargar arena y otros implementos, Kevin Enrique ya no iba a bordo del automotor.
Fue privado de libertad por un grupo de pandilleros encabezados por Álvaro Antonio Samayoa Gutiérrez (24) alias Panini, un veterano gatillero de la P18, segundo cabecilla de la agrupación criminal que delinquía en la colonia Zacamil, específicamente en la zona conocida como la Súper Manzana.
Antes de la fecha de la privación de libertad –y posterior asesinato- de Kevin Enrique, la policía ya buscaba a Samayoa Gutiérrez por otros homicidios cometidos en la Zacamil y sus alrededores, por lo que dicho cabecilla salió huyendo ante el acoso policial y llegó a encaletarse (esconderse) en la Santísima.
Como lo reveló la investigación policial, tras privarlo de libertad los mareros condujeron al joven trabajador hacia el cantón San Ramón de Mejicanos, donde le dieron muerte.
Este viernes un grupo de investigadores apoyados por agentes de la Sección Táctica Operativa (STO) de la delegación de Ciudad Delgado, llevando una orden administrativa girada por la oficina regional de la Fiscalía, sorprendieron en el interior de una casa destroyer al prófugo, armado, junto con otros pandilleros, y los arrestaron.
La policía decomisó a Panini una pistola calibre 40 mm con su cargador y munición, por lo que será procesado, además del asesinato, por el delito de tenencia, portación o conducción ilegal o irresponsable de arma de fuego.
Los otros arrestados en el lugar responden a los nombres Boris Alexander López Aguilar (25), Mario Miguel López Saldaña (25) alias Panadero o Vampirrata, Zuleyma Guadalupe Preza Gálvez (23) alias Pepesca y una menor de edad (16), quienes serán procesados por los delitos de ocupación ilegal de inmuebles y hurto de fluidos.
La mujer y la menor serán procesadas, además, por el delito de inducción a la prostitución en perjuicio de una niña de 13 años de edad, a la que mantenían bajo amenazas en la casa, víctima de las agresiones sexuales de los pandilleros que llegaban al lugar a reunirse para planificar otros delitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba