Economía

Adelante gremio médico, les estamos profundamente agradecidos y que Dios los proteja

En 1968 la Asamblea Legislativa declaró el 14 de julio como el Día del Médico en El Salvador, pero este reconocimiento es para todos los días a los profesionales que trabajan en cuidar y velar por la salud de las personas en el mundo entero.

Y es que el gremio médico lleva consigo la responsabilidad de la vida y la salud de todos sin importar su religión, estado económico, raza, credo, sexo, o tiempo de vida. Por esta razón, la profesión va de la mano con las normas éticas y morales que exige su labor humanitaria. Los galenos trabajan día a día, velando por el bienestar de todos, a ahora que el Covid-19 está matando a miles de personas en todo el mundo, los profesionales de la salud exponen su existencia por cuidar a los enfermos, y es que así lo manda el juramento Hipocrático del Padre de la Medicina, elaborado hace más de 2,500 años, el cual aún se lee en algunas solemnes ceremonias de los recién graduados de medicina:

Juro por Apolo, médico, por Esculapio, Higía y Panacea y pongo por testigos a todos los dioses y diosas, de que he de observar el siguiente juramento, que me obligo a cumplir en cuanto ofrezco, poniendo en tal empeño todas mis fuerzas y mi inteligencia. Tributaré a mi maestro de Medicina el mismo respeto que a los autores de mis días, partiré con ellos mi fortuna y los socorreré si lo necesitaren; trataré a sus hijos como a mis hermanos y si quieren aprender la ciencia, se la enseñaré desinteresadamente y sin ningún género de recompensa.

Instruiré con preceptos, lecciones orales y demás modos de enseñanza a mis hijos, a los de mi maestro y a los discípulos que se me unan bajo el convenio y juramento que determine la ley médica, y a nadie más. Estableceré el régimen de los enfermos de la manera que les sea más provechosa según mis facultades y a mí entender, evitando todo mal y toda injusticia. No accederé a pretensiones que busquen la administración de venenos, ni sugeriré a nadie cosa semejante; me abstendré de aplicar a las mujeres pesarios abortivos. Pasaré mi vida y ejerceré mi profesión con inocencia y pureza. No ejecutaré la talla, dejando tal operación a los que se dedican a practicarla.

En cualquier casa donde entre, no llevaré otro objetivo que el bien de los enfermos; me libraré de cometer voluntariamente faltas injuriosas o acciones corruptoras y evitaré sobre todo la seducción de mujeres u hombres, libres o esclavos. Guardaré secreto sobre lo que oiga y vea en la sociedad por razón de mi ejercicio y que no sea indispensable divulgar, sea o no del dominio de mi profesión, considerando como un deber el ser discreto en tales casos. Si observo con fidelidad este juramento, séame concedido gozar felizmente mi vida y mi profesión, honrado siempre entre los hombres; si o quebranto o soy perjuro, caiga sobre mí la suerte contraria.

La cerera de médico requiere sacrificio y entrega sin importar que se exponga la vida misma. Los médicos muertos en Italia, mayor foco de la pandemia en el mundo, ascendieron el  miércoles a 33, según el balance actualizado en tiempo real por la Federación Nacional Médicos Cirujanos y Odontólogos (FNOMCeO).

Mientras los trabajadores sanitarios contagiados —entre médicos, enfermeros y cuidadores— son al menos 4.824, de acuerdo a las últimas cifras del Instituto Superior de Sanidad, sobre un total de casi 75 mil infectados en el país. El dato es casi doble al que se registró en China, según un estudio publicado en la revista de la Asociación Médica Estadounidense Jama.

En España hasta el momento, 26 sanitarios de distintos ámbitos han fallecido a causa de esta enfermedad y más de 19.000 profesionales sanitarios se han contagiado por coronavirus en este tiempo, lo que representa el 14% de los positivos.

El Colegio de Médicos del Guayas en Ecuador reporta hasta el miércoles 72 galenos muertos por Covid-19, mientras atendían a la población afectada por la pandemia, en medio de la emergencia sanitaria en el país y la demanda al Estado de mayores garantías para combatir el virus.

Sin embargo, en el mundo y por supuesto en nuestro país, hay algunos que no saben reconocer este sacrificio, incluso hasta los agreden. Por tal razón, como periódico En La Mira Noticias enviamos un saludo y un profundo agradecimiento a todos los profesionales que están luchado contra ese invisible enemigo llamado Covid-19, sabedores que siguiendo las recomendaciones de los conocedores, lo derrotaremos y esta amarga experiencia quedará como un momento oscuro de la historia salvadoreña. Adelante gremio médico, les estamos profundamente agradecidos y que Dios los proteja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba