Sin Categoría

Asistentes a la plaza Gerardo Barrios abuchea a diputados y les gritan “devuelvan lo robado”

Los salvadoreños que estuvieron presentes esta mañana en la plaza Gerardo Barrios abuchearon a los diputados de la Asamblea Legislativa cuando se hicieron presentes esta mañana a la toma de posesión del presidente Nayib Bukele. La población gritaba “devuelvan lo robado”.

Los diputados llegaron a la plaza en varios autobuses y tuvieron que caminar para llegar a la tarima donde se realizaría el traspaso de mando, al pasar frente a los asistentes les gritaron

Norman Quijano, presidente de A.L.

El público descargó todo tipo de consignas en contra de los parlamentarios, que intentaron hacer oídos sordos de los abucheos, aun cuando eso fue imposible por la corta distancia a la que se encontraban de sus detractores.

Los diputados vivían momentos incómodos y lo siguieron experimentando cuando llegó el momento de pasar lista. El diputado Mario Marroquín tomó la palabra y comenzó nombrarlos a cada uno de ellos.  En respuesta la población les gritaba: «¡Fuera! ¡Fuera!». “Devuelvan lo robado”. “Ladrones”. A los parlamentarios no les quedó otra que hacerse los desentendidos ante el clamor popular.

En los rostros de la mayoría de los diputados se dibujó una sonrisa forzada que encubrió la incomodidad generada por el desconcertado recibimiento que tuvieron.

Cuando el diputado Mario Marroquín de ARENA mencionó a Nidia Díaz, a Norman Quijano y Ricardo Velásquez Parker la población abucheo tanto que ensordeció a todos los que estaban presentes en la plaza.

Diputado Mario Marroquín de ARENA.

En los rostros de la mayoría de los diputados se dibujó una sonrisa forzada que encubrió la incomodidad generada por el desconcertado recibimiento que tuvieron.

Ese ejercicio se volvió una ceremonia de auténtico desprecio en contra de los parlamentarios. Cada vez que Marroquín mencionaba los nombres de los diputados presentes, el público rechiflaba en diferentes grados de intensidad y les gritaba repetidamente «¡Fuera! ¡Fuera!».

Diputada Nidia Díaz del FMLN.

Una vez ordenados en la tarima de traspaso, Norman Quijano, presidente del Congreso, dio las palabras de apertura de la ceremonia y tampoco pasó desapercibido por la ciudadanía. Desde el fondo de la plaza, se escucharon todo tipo de comentarios en contra de él. El acoso fue tanto que el parlamentario debió entonar más la voz para no ser opacado por los gritos en su contra.

Arriba de la tarima, el presidente saliente Salvador Sánchez Cerén fue recibido por los 83 diputados, y también abucheados en plena vía pública. Pero pronto el ambiente tomó un matiz diferente.

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba