Nacionales

Bukele insiste en que no permitirá en ingreso de connacionales y extranjeros que no presenten examen de Covid-19

El Presidente Nayib Bukele reiteró que se exigirá pruebas de COVID-19 a todos los pasajeros que quieran ingresar al país cuando el aeropuerto internacional Monseñor Óscar Arnulfo Romero reinicie operaciones para los vuelos comerciales internacionales desde el 19 de septiembre.

Bukele dijo que: “No podemos abrir, si no bajamos la curva de contagios primero”.

De acuerdo a una circular de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma, (CEPA), los pasajeros deberán hacerse el test en un plazo no mayor a 72 horas previo al vuelo y debe resultar negativo para poder entrar a la nación centroamericana.

Agrega que el pasajero que no presente dicha prueba será considerado por la Dirección General de Migración y Extranjería «como inadmisible”.

Ante esta determinación los diputados de ARENA y el FMLN mostraron sus diferencias, señalando que la disposición excluye a los salvadoreños que según la Constitución no se les puede prohibir la entrada ni salida del país.

Ante este reclamo, el ministerio de Salud, Francisco Alabí recordó que en los últimos 34 días El Salvador ha registrado una tendencia a la baja de casos de Coronavirus después de que el domingo 9 de agosto alcanzó el pico más alto con 449. El país acumula 26.851 casos y 782 fallecidos.

En ese sentido dijo que la intención de esta decisión es mantener a la baja los casos de Covid-19 y de esa manera el Gobierno está buscando proteger la vida de los connacionales y evitar lo que ha pasado en otros países donde los casos de Pandemia se han vuelto a disparar.

El 17 de marzo, cuando El Salvador no había registrado casos confirmados del nuevo Coronavirus, el presidente Nayib Bukele ordenó cerrar las operaciones del aeropuerto internacional y autorizó solamente vuelos de cargas y de misiones humanitarias.

Diputado René Portillo Cuadra.

Ahora que se anuncia la reapertura de los vuelos y el ingreso por las diferentes fronteras terrestres CEPA publicó un memorándum donde explica que ningún pasajero que arribe al Aeropuerto de El Salvador a partir del 19 de septiembre pueda ingresar sino porta su prueba PCR negativa tomada con 72 horas de anticipación, incluidos los salvadoreños. Quienes no la traigan se considerarían “inadmisibles” en El Salvador.

Sin embargo sectores políticos y la misma Sala de lo Constitucional han señalado que: «El presidente Bukele tiene que entender que El Salvador no es su finca ni su empresa, aquí hay reglas de orden legal y constitucional que deben respetar y allí están los fallos judiciales”, apuntó el diputado de ARENA, René Portillo Cuadra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba