Nacionales

Bukele tildó a la ANEP como: “Asquerosos. Solo les importa el maldito dinero”

El Presidente Nayib Bukele reaccionó anoche ante el dictamen aprobado anoche en la Asamblea Legislativa y anunció que  vetará la «interpretación» de la Asamblea Legislativa al decreto legislativo 593, con el cual se emitió el Estado de Emergencia Nacional por COVID-19.

Bukele señaló que la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) hizo un cabildeo con los diputados para que el pago de salario de las personas en cuarentenas ordenadas por la epidemia de coronavirus sea responsabilidad del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

El Presidente acusó a estos partidos y a la gremial empresarial ANEP de hacer alianza para quebrar al ISSS “justo en medio de una pandemia”. Bukele los acusó de “Asquerosos. Que codicia más impresionante. Solo les importa el maldito dinero”.

Bukele argumentó que cuando se emitió tal decreto «la cuarentena era individual» y no para todo el país, y que el pago salarial de 30 días desde el 21 de marzo hasta el 19 de abril,  se convertiría en «una carga financiera de 320 millones de dólares», para el Estado.

Por su parte, la ANEP argumenta que según el artículo cinco del referido decreto, «el ISSS debe pagar el subsidio de todos los trabajadores en cuarentena; pero al declararse cuarentena nacional ahora pretenden no asumir su obligación». Y señalaron: «Que el Estado haga su parte».

Presidente Nayib Bukele cuestiona posición de la ANEP.

Bukele citó el artículo 142 de la Constitución de El Salvador y dijo que para interpretar dicho decreto, la Asamblea Legislativa debe enviar el documento a Casa Presidencial, donde él lo vetará. Dijo que si no lo envían también será «letra muerta y no será publicado en el Diario Oficial» y no tendrá ninguna validez.

En sus redes sociales Nayib Bukele (@nayibbukele) dijo refiriéndose a la ANEP: “se embolsará” 300 millones de dólares mensuales del ISSS. “Dinero que obviamente el ISSS no tiene”.

Por su parte, el expresidente de la ANEP Jorge Daboub remarcó que el dinero del ISSS es un aporte de los trabajadores y empleadores y que el Estado «le acaba de sacar $25 millones sin derecho» para el hospital que se construye en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO).

Para que el decreto entre en vigencia, necesita la sanción o aval del presidente Bukele, quien también tiene facultad para observar o vetar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba