Internacionales

Cinco civiles heridos en Bagdad por misiles chiíes donde hay presencia de tropas estadounidenses

Al menos cinco civiles resultaron heridos este domingo por el impacto de un misil en una vivienda en las inmediaciones de la Zona Verde de Bagdad, mientras que otros cuatro proyectiles cayeron dentro de esta área que alberga embajadas y edificios gubernamentales.

Una fuente del Ministerio de Interior iraquí que pidió el anonimato confirmó a Efe que cuatro misiles tipo Katyusha impactaron en el recinto de Zona Verde, mientras que un quinto lo hizo en una vivienda en Al Yadria, frente a este fortificada área.

Este último causó heridas a cinco civiles y daños materiales en la residencia.

Se trata del segundo ataque de este tipo en las últimas 24 horas en el país, después de que varios proyectiles cayeran anoche sin causar víctimas en el centro de la capital y en la base militar de Al Balad, donde hay presencia de tropas estadounidenses.

Todo ello se produce en medio de una grave escalada de tensión en Oriente Medio desencadenada tras el ataque de EEUU en Bagdad que el viernes acabó con la vida del comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraní (IRGC), general Qasem Soleimaní, y líderes de las milicias Multitud Popular, apoyadas por Teherán.

Días antes, un contratista estadounidense había fallecido en una acción contra una base militar, al que Washington respondió con una acción contra posiciones de la Multitud Popular, dejando 25 muertos en sus filas.

En represalia, miembros y seguidores de estas milicias integradas principalmente por chiíes asaltaron la Embajada de Estados Unidos en Bagdad, lo que culminó poco después en el ataque selectivo contra Soleimaní y los otros altos mandos.

Tropas estadounidenses.

Los ataques con misiles y morteros son relativamente comunes en la Zona Verde, que alberga delegaciones diplomáticas como la de Estados Unidos o Reino Unido.

Tres estadounidenses mueren en ataque de Al Shabab contra una base en Kenia

Tres ciudadanos de EE.UU. murieron en el ataque del grupo yihadista somalí Al Shabab contra una base militar del este de Kenia que utiliza el Ejército de ese país y también militares estadounidenses, informó este domingo el Pentágono en un comunicado.

Los fallecidos son un soldado estadounidense y dos contratistas del Departamento de Defensa, mientras que otros dos funcionarios estadounidenses resultaron heridos y están siendo evacuados del país, ya que su condición es estable.

La base militar donde tuvo lugar el ataque, Manda Air Strip, está localizada en el condado de Lamu, fronterizo con Somalia, y es utilizada por el Ejército keniano y tropas estadounidenses.

El grupo yihadista somalí Al Shabab, afiliado a la red de Al Qaeda desde 2012, se atribuyó el ataque en un comunicado en el que identificaba la base como “una de las muchas plataformas de lanzamiento de la cruzada americana contra el islam en la región”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba