Nacionales

Costo de la presa El Chaparral aumentó $551.6 millones

El presidente de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), Daniel Álvarez, dijo a los diputados que ha encontrado varias irregularidades en la ejecución de la presa El Chaparral, en San Luis La Reina, San Miguel, obra por lo que ha encargado al BCIE que haga una “auditoría forense”, ante esto la Asamblea Legislativa deberá hacer un análisis de caso y dar una resolución en los próximos días.

La construcción de la presa hidroeléctrica El Chaparral terminará costando un total de $759.4 millones al cierre de 2020, lo que significará un incremento de $551.6 millones respecto al costo inicial de $207 millones con el que comenzó la obra, aunque anteriormente se había establecido que su precio inicial fue de $219 millones. El informe sobre este nuevo costo ya fue presentado a los diputados de la Comisión de Obras Públicas de la Asamblea Legislativa.

Diputado de la Comisión de Obras Públicas.

“La causa principal del aumento en el Plan Global de Inversión reside en la ampliación en su plazo de finalización, por lo que los costos ajenos a los contratos, tales como los costos financieros que se originan de los créditos otorgados por BCIE, las medidas ambientales, administración, supervisión e ingeniería se deben incrementar”, explicó Álvarez.

Por estas y otras irregularidades la obra tiene un año de atraso. Aunque ya tiene un 70 % de avance, el otro 29.3 % es atribuido a 22 contratos en ejecución de los cuales 20 de ellos llevan un retraso promedio del 45 %, según explicó Álvarez.

Ante estas y otras irregularidades, Álvarez aseguró que ya acordó con el Banco Interamericano de Integración Económica (BCIE) hacer una “auditoría forense” que será la que determinará si la construcción continúa.

“Nos estamos apoyando con el BCIE para la auditoría forense para que determine qué va a pasar con El Chaparral, que sea una decisión correcta y técnica” recalcó.

Respecto a la empresa rusa Tyazhmash, una de las firmas contratistas del proyecto que a inicios de este año amenazó con paralizar sus trabajos en la obra, Álvarez confirmó que su contrato aún está en revisión.

“El contrato no es que se renueva o no, es que ellos están pidiendo una prórroga por 512 días más, pero no se pueden dar prórrogas de manera arbitraria y no hay un cumplimiento del contrato, entonces ¿quién es el imputable? ¿La CEL o la empresa rusa? Nosotros no vamos a pagar un centavo de más ni vamos a decir que los rusos tienen la razón sobre lo que ellos están pidiendo. Estamos realizando una auditoría técnica de cada uno de los contratos”, manifestó el presidente de la CEL.

Dentro de las irregularidades el informe señala que la ejecución de la presa se comenzó sin tener comprados los terrenos que van a afectar el embalse y “la presa no puede inundar esos terrenos porque no son propiedad de la CEL. Son propiedad de terceros y se puede dañar su patrimonio”, detalla.

Tampoco hay un estudio de rompimiento de presa, es decir que si ésta llegara a fallar e inunda terrenos que no son propiedad de la CEL “puede no solo afectar propiedades, sino incluso vidas”.

A esto se le suma que no hay diseños terminados de la obra, tampoco había una figura integradora con respecto a los 22 contratos, por lo que si no se avanzaba en uno, atrasaba al otro.

Álvarez señaló que en la administración entre 2014 – 2019 el gobierno de Mauricio Funes no realizó evaluaciones técnicas para verificar la viabilidad del proyecto.

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba