Internacionales

‘Dejo en manos de Dios la salud de mis hijos y salgo a salvar vidas’

Inés Quintero lleva ocho años en el Cuerpo de Bomberos de Panamá. Ella, como muchos funcionarios, es una guerrera de primera línea, que combate el virus desde su trinchera. Nos cuenta cómo es su jornada y sus sacrificios.

Inés Quintero tiene 28 años de edad, ocho trabajando en una ambulancia del Cuerpo de Bomberos de Panamá. En este momento, en medio de una pandemia, su trabajo es crucial para salvar vidas. Y, aunque nunca se le cruzó por la cabeza convertirse en pieza clave de una historia de héroes, es lo que le ha tocado vivir.

Mientras conversa con La Estrella de Panamá vía telefónica, el conductor de la ambulancia, donde ella está, grita: Hay un 10 05. ¡Emergencia!, tras la alarma, Quintero interrumpe la entrevista. Inmediatamente pregunta: ¿cuáles son los síntomas del paciente?, y comienza a preparar el equipo para suministrarle los primeros auxilios.

De nuevo, Quintero está lista para salvar otra vida. Su labor se ha complicado con la incursión del mortal coronavirus en Panamá, considerando el riesgo de asistir a personas que presenten los síntomas de la enfermedad, que puede robarle la ilusión de volver a ver a sus hijos –uno de un año y el otro de seis años de edad–.

En una batalla contra un enemigo invisible, la bombera ha experimentado momentos de ansiedad, de incertidumbre y de temor. A veces, ni siquiera quiere regresar a casa porque siente que consigo lleva al virus. No quiere contagiar a sus seres queridos. Antes de salir de su hogar, encomienda la salud de sus hijos a Dios.

Escucha las advertencias de su niño de seis años, quien con su inocencia le pide que se coloque una mascarilla. Entendiendo que se expone a una enfermedad, que acabó con la vida de uno de sus compañeros, no se da por vencida: “la patria me necesita, no hay opción”, subraya.

¿Cómo es una jornada de trabajo?

Trabajo 24 horas continuas, por dos días libres. En este momento mi labor consiste en responder diariamente a las emergencias de la ciudadanía, entre ellas, pacientes sospechosos y positivos con el coronavirus. Un día de trabajo empieza recibiendo las novedades de mis compañeros que van saliendo de turno. Después, reviso mi equipo con el fin de estar preparada para asistir el sinnúmero de emergencias que se presentan diariamente.

¿La incursión del virus ha cambiado tu dinámica de trabajo?

Sí. Antes, el trabajo era más monótono. Ahora todo es diferente, incluso la sociedad. Ahora tengo que ver cómo organizarme con la gran cantidad de personas que día a día nos contactan. Es bastante estresante.

¿Qué tipo de equipo utilizas para las emergencias?

Hay un monitor cardíaco, ‘autopool’, para reanimar a los pacientes, y cánulas para oxígeno, que ahorita son vitales para salvarles la vida. Hoy, nuestro diario vivir son personas con dificultad respiratoria y necesidad de oxígeno. La mayoría de las personas que solicitan una ambulancia ameritan ser trasladadas a un centro médico.

¿A ustedes, los pacientes los llaman para que acudan a atenderlos?

¡Exactamente! Nosotros asistimos las emergencias de las personas con dificultad respiratoria o que se encuentren inconscientes o que presenten cualquier síntoma relacionado con la emergencia sanitaria.

¿Cómo están preparados los bomberos para enfrentar una pandemia?

Le soy sincera. Tengo ocho años de laborar en esta institución como técnica de urgencias médicas. Nosotros hemos recibido múltiples capacitaciones para manejar emergencias con materiales peligrosos, que son bastante comunes dentro de nuestra institución. Nosotros, como parte del área pre-hospitalaria, nos encargábamos de atender a los pacientes expuestos a material peligroso, contaminado. Esos trajes blancos que está viendo eran los que usábamos para estas emergencias, pero ahora son para los traslados de pacientes positivos. Jamás imaginamos que tendríamos que usarlos para una emergencia mundial como esta, con una pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba