Politica

Dos candidatos del FMLN vinculados con transacciones oscuras son los aspirantes a dirigir el partido

El FMLN realizará mañana domingo sus elecciones internas, donde se elegirá al próximo secretario general del partido, quien tendrá que trabajar para unificar al partido de marzo pasado donde el candidato del partido Hugo Martínez terminó en tercer lugar después de Carlos Calleja, candidato de ARENA.

Si bien hay cuatro candidatos inscritos para la secretaría general, solo dos resaltan como favoritos en los grupos de poder dentro del FMLN,  Arístides Valencia y Óscar Ortiz, quienes se pelean la conducción del partido de cara a los próximos años.

A Valencia se le acusa de haber promovido negociaciones secretas entre representantes del FMLN y jefes de las tres principales pandillas en El Salvador.

Arístides Valencia , el candidato predilecto de la mayoría de la cúpula del FMLN, es uno de los más fuertes en esta contienda interna. Valencia fue ministro de Gobernación y con poca incidencia mediática en la gestión de Sánchez Cerén.

Sobre esto el periódico El Faro presentó “Uno de los vídeos, de 15 minutos con 24 segundos de duración, registra el encuentro entre Valencia y un grupo de pandilleros, y una larga conversación entre ellos que incluye el ofrecimiento, por parte del exministro de Gobernación, de un fondo de hasta 10 millones de dólares para que los jefes de las tres principales pandillas lo administren y ejecuten un proyecto de microcréditos destinados a pandilleros”.

Se cree que las acusaciones recientes del presidente Nayib Bukele, en donde afirma que dos líderes del FMLN tuvieron negociaciones con las pandilla, tema que está siendo investigado por la Fiscalía General de la República, se refiere a Arístides Valencia.

El otro candidato es Óscar Ortiz que impulsó en los últimos meses del gobierno de Sánchez Cerén el programa Plan 10, para recuperar el voto descontento, prometiendo obras en diferentes municipios del país, las cuales muchas quedaron en el abandono y en otras mintió a la población, como el caso de la iluminación del Estadio Juan Francisco Barraza, que a último día del gobierno se cayó la licitación.

A Oscar Ortiz se le vincula, según publicaciones periodísticas, en una sociedad en la que participó el vicepresidente y el presunto lavador de dinero, Adán Salazar alías (Chepe Diablo). En el 2017, la Fiscalía dijo que la Sociedad Montecristo es parte de la investigación de lavado de dinero y activos.

“Chepe Diablo” fue presidente de un equipo de la primera división de fútbol en El Salvador, es conocido por ser dueño de hoteles, ranchos ganaderos o por sus negocios en complejos habitacionales. Su nombre también está ligado al narcotráfico. Por el momento, sigue un proceso judicial en su contra.

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba