Sin Categoría

Eduardo Gonçalves de Andrade, Tostao

Por CARLOS DOMÍNGUEZ

Quien fuera uno de los ídolos de la mejor Brasil de la historia, Tostao, ha concedido una entrevista en la que ha hablado de Neymar Jr, Leo Messi, Pelé y Maradona, además de valorar positivamente la aparición de un jugador como Arthur en Brasil

Eduardo Gonçalves de Andrade, Tostao para casi todo el mundo, fue campeón del mundo con Brasil en 1970. Brilló junto a Pelé en la mejor ‘canarinha’ de la historia, pero desafortunadamente tuvo que poner fin a su carrera futbolística a los 26 años, debido a un problema en el ojo. Entonces regresó a los estudios y, tras finalizarlos, acabó ejerciendo de médico durante más de 20 años.

Es por tanto una voz autorizada sobre el fútbol, la fama y cómo puede afectar ésta en la vida de una persona. En una reciente entrevista concedida a ‘El País’, ha arremetido contra Neymar Jr al considerar que no ha tenido una buena actitud en los últimos tiempos, aunque señala que todavía está a tiempo de cambiar. «Creo que ha tenido un comportamiento innecesario e irresponsable. Vive de la fama. Se ha venido muy arriba, parece un popstar… Y todo eso ha sido malo para su carrera. Pero son las elecciones de los jóvenes de hoy en día. Son muy diferentes a los del pasado», explica.

«Por más que Messi no gane nada con su selección, para mí será el mejor de la historia después de Pelé»

«Y no es el único», prosigue. «Hay otras personas famosas, futbolistas o no, que tiene un comportamiento similar. Messi es una excepción. La mayoría llevan una vida irresponsable, llena de problemas», añade, colocando a Leo Messi como ejemplo a seguir. Pese a todo, no cree que Neymar Jr haya fracasado ni mucho menos. «¿Cómo va a fracasar? Yo he visto casi todos sus partidos en el Santos, en el Barcelona y en el PSG. Casi todos. Y en casi todos, jugó muy bien y fue la figura. Cada vez que veo a un partido suyo, incluso con Brasil, es así. ¿Cómo se puede decir que fracasó?», pregunta.

Tostao.

Pero está a años luz del mejor jugador del mundo, que para Tostao es Leo Messi. «El mejor jugador del mundo es claramente Messi. Es muy completo. Es un magistral pasador de balones, es un magistral artillero, es un magistral regateador… muy completo. Cristiano Ronaldo, en cambio, es un magistral finalizador. Cristiano es más completo como finalizador y Messi como jugador. Solamente, que, con la selección, no ha tenido la oportunidad de ganar algo importante. Es tan bueno que hay parte de la afición brasileña que quiere que gane la Copa América», asegura Tostao.

Pone a Leo Messi por delante de Diego Armando Maradona, aunque por debajo de Pelé. «Si solo los analizamos técnicamente, Messi es mejor que Maradona. Ha sido más regular, ha jugado más de 10 años a un altísimo nivel, ha hecho más goles, ha dado más pases… Es mucho más completo. Diego era más artístico, era un Ronaldinho mejorado. Pero como Maradona ganó el Mundial, fue el mejor jugador en México e hizo el gol más bonito de la historia, es normal que para muchos argentinos Diego sea superior a Messi».

«Neymar vive de la fama. Se ha venido muy arriba, parece un popstar…»

«Por más que Leo no gane nada con su selección para mí será el mejor de la historia después de Pelé», señala Tostao, que argumenta a continuación sus palabras: «Pelé tenía algo que Messi no tiene, la fuerza física. Era un toro. Cuando lo necesitaba, empujaba a los zagueros, los chocaba. Tenía mucha técnica, habilidad y creatividad, como la tiene Messi, pero era más fuerte. Y cuando las cosas no salían bien, Pelé se ponía como una fiera. Messi es más tranquilo en ese sentido».

Paralelamente, Tostao ha hablado sobre Arthur Melo y se ha alegrado de que puedan aparecer jugadores así en Brasil, teniendo en cuenta que últimamente escaseaban. «Es una esperanza. Es un renacimiento de ese fútbol que había sido abandonado. Es un ejemplo de la nueva tentativa, nosotros carecíamos de un Xavi, de un Iniesta, de un Kroos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba