Nacionales

El Salvador tendrá su “patrulla fronteriza” para combatir la trata de personas

EFE

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Rogelio Rivas, anunció en Panamá que El Salvador patrullará puntos ciegos de las fronteras para prevenir el tráfico ilegal de personas y la trata de personas. La medida contará con más de 350 oficiales fronterizos distribuidos en los puntos ciegos identificados por las autoridades.

«Vamos a golpear las estructuras criminales que negocian con la vida de las personas, pero también a los grupos terroristas, quienes obligan a la ciudadanía a la migración forzada», dijo Rivas.

El anuncio fue durante el encuentro de secretarios y ministros de Seguridad del Triángulo Norte, Suramérica y Estados Unidos, en Panamá.

Rivas, además, urgió el respaldo de sus homólogos para realizar un trabajo en equipo y mejorar la seguridad de los países de la región.

Ministro Rogelio Rivas.

«Esta es otra acción que vamos a desarrollar en favor de los salvadoreños, pero también solicitó la colaboración de ustedes, ministros, para realizar un trabajo conjunto y que podamos garantizar la seguridad a nuestros compatriotas», agregó. La acción se sumará al plan antipandillas desarrollado en El Salvador desde el 20 de junio pasado.

Misión regional

El secretario interino de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kevin McAleenan, abogó en esa misma reunión por encontrar una «solución regional» al problema de la migración irregular.

«Las organizaciones criminales que estamos tratando de abordar son transfronterizas, no afectan solo a nuestras naciones y la única manera en que podemos lograrlo es colaborando juntos para compartir información, pero también con acciones concretas», indicó McAleenan al inicio de la reunión.

El funcionario estadounidense aseguró que la incorporación de Panamá, Costa Rica y Colombia a este tipo de reuniones, que Estados Unidos celebra desde hace meses con los países del Triángulo Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador), «nos permite expandir nuestro impacto y abordar el flujo de extracontinentales que viven fuera de la región».

En una declaración final, los funcionarios de Estados Unidos, Panamá, Honduras, El Salvador, Guatemala, Costa Rica y Colombia afirmaron que enfrentan «problemas regionales que requieren soluciones en conjunto, por lo que cada país debe tomar la iniciativa de adoptar controles mayores para contrarrestar el tráfico de personas y las organizaciones criminales transnacionales».

Los países participantes expresaron además que esperan «continuar con esta cooperación (…) y damos la bienvenida a nuevos integrantes, como otras agencias entre los países de la región y los países de América del Sur para mitigar los factores que fomentan y atraen la migración».

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba