Judiciales

FMLN y ARENA dieron más de $200 mil a la MS para mover el voto a su favor

La Mara Salvatrucha (MS-13) tenía caja chica con un monto mínimo de $25,000 para la compra de drogas, armas y otras necesidades que la referida organización, según reveló.

Noé, el testigo criteriado (con beneficios penales) que la Fiscalía General tiene contra 425 pandilleros y colaboradores de la Mara Salvatrucha (MS-13) que se encuentran en el juicio del caso conocido como operación Cuscatlán, aseguro que MS tenía caja chica con un monto mínimo de $25,000 para la compra de drogas, armas y otras necesidades que la referida organización, según reveló.

Noé aseguró que la caja chica era financiada con el dinero obtenido de la venta de drogas y de vehículos; así como del dinero de las extorsiones y de partidos políticos como ARENA y el FMLN.

Noé aseguró que los líderes de la MS se reunieron tres veces con Ernesto Muyshondt, y en la última, 15 días antes de las elecciones de 2015, Muyshondt entregó $69 mil a los palabreros de la MS  en una mochila azul. Noé describió que eran 34 fajos de  $2 mil y un fajo de $mil.

Ernesto Muyshondt.

Noé también dijo que en 2016 el entonces Ministro de Gobernación, Aristides Valencia del FMLN, les ofreció 100 millones de dólares para que invirtieran en negocios para que las pandillas tuvieran ganancias en dos años y dejaran de extorsionar.

Aristides Valencia del FMLN:

Norman Noel Quijano, también está en la lista de los que ofrecieron dinero a la pandilla, dijo Noé. El testigo criteriado dijo que Quijano ofreció hasta un millón de dólares a cambio de votos que lo llevaran a la presidencia del país, en las elecciones del 2014.

“Noé”, declaró en el juicio, que Quijano se habría reunido con varios cabecillas de la MS y de la pandilla 18, teniendo como objetivo que ambas estructuras criminales le endosaran sus votos en las elecciones presidenciales del 2014, donde disputaba la presidencia con Salvador Sánchez Cerén.

Norman Quijano.

“La organización terrorista Mara Salvatrucha (MS) tenía una caja chica y de ahí obtuvimos el dinero para comprar la droga”, dijo Noé al responderle a una fiscal sobre la interrogante de dónde sacaban dinero para comprar drogas. Noé aseguró que la pandilla compraba cada kilogramo de cocaína a $12,500, pero le sacaban de ganancia de $7,000 a $10,000.

También reveló que entre abril y junio de 2016 compraron un cargamento de armas que fue introducido vía marítima por el sector de Acajutla. El cargamento consistía en 26 armas de fuego, 10 granadas y 21 chalecos y estaba valorado entre $50,000 y $60,000.

Cargamento de armas.

Detalló que en ese cargamento venían cinco fusiles AK-47, cinco fusiles M-16, ocho escopetas, una subametralladora, un fusil con mira telescópica, ocho granadas fragmentarias y dos de humo; entre otros.

“Esto fue para cometer todo tipo de delitos en contra de la seguridad nacional”, según Noé. El armamento fue distribuido a las distintas agrupaciones que tiene la MS en todo el país. Las granadas fueron mantenidas ocultas por Edwin Ernesto Rodríguez Cedillos, un cabecilla apodado El Renuente.

Noé es el testigo principal de la Fiscalía General de la República contra los 425 pandilleros y colaboradores que son enjuiciados en el Juzgado Antimafia de Sentencia A por agrupaciones terroristas, nueve casos de conspiración y proposición para el delito de homicidio, tres homicidios y tráfico de armas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba