Nacionales

Gobierno acepta su error de que Óscar Antonio Méndez murió por padecimiento prostático y no por coronavirus

El ministro de Salud Francis Alabí, aceptó este jueves, en una conferencia de prensa, que la muerte de Óscar Antonio Méndez Beltrán fue causada por un paro respiratorio y no por coronavirus como lo aseguró en un inició, información que también fue vertida por el Presidente Nayib Bukele.

Fue gracias a la denuncia que hizo su esposa Dina de Méndez que el funcionario aceptó que se habían equivocado en el dictamen médico y que el paciente falleció por otra causa.

Y es que su esposa, Dina de Méndez, denunció la mañana de este jueves en una conferencia de prensa realizada en la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos la falta de información que el Gobierno le brindó sobre el fallecimiento de Óscar Antonio.

Con base a lo informado este día por el Ministro de Salud se puede deducir que el paciente falleció por desplicencia médica, porque los galenos no tuvieron la sensatez de investigar más sobre el por qué Óscar Antonio estaba cada vez más grave y adujeron de manera irresponsable que era porque el coronavirus lo había afectad y le dieron Trimetroprin y Acetaminofén de manera irresponsable, cundo su enfermedad era otra.

Este día a través de un comunicado de prensa, el Ministerio de Salud, se informó que la causa de fallecimiento del paciente que se encontraba en cuarentena, luego de regresar de un viaje de trabajo de Panamá, fue un paro respiratorio.

El ministro de Salud, Francisco Alabi, dijo que el paciente, de 56 años, ingresó a El Salvador el pasado 13 de marzo y luego de cumplirse los protocolos médicos en el Aeropuerto Internacional, fue enviado a un centro de contención en el municipio de Antiguo Cuscatlán.

Ahora, las autoridades de Salud, aceptan que el paciente tenía un padecimiento prostático e infección urinaria, lo que produjo experimentó una disnea súbita.

El Gobierno se limitó a decir en un comunicado de prensa que lamenta el deceso y se solidariza con su familia, pero reitera “que se cumplieron todos los protocolos de atención necesarios en este caso”, cuando eso no es cierto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba