Nacionales

Gobierno omite dar información veraz sobre la muerte de Óscar Antonio Méndez

Óscar Antonio Méndez Beltrán murió el medio día miércoles en la habitación de un hotel en Santa Elena (Antiguo Cuscatlán), donde el Gobierno lo mantenía en cuarentena por haber ingresado proveniente de Panamá, el 13 de marzo pasado.

Su esposa, Dina de Méndez denunció la mañana de este jueves en la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos la forma irresponsable del trato de Óscar Antonio y la falta de información que el Gobierno le brindo sobre el fallecimiento de su esposo. En la conferencia de prensa realizada en la sede de la Procuraduría Para la Defensa de los Derechos Humanos estuvo acompaño el titular José Apolonio Tobar Serrano quien se comprometió a esclarecer este caso.

En la conferencia de prensa su esposa, Dina de Méndez, dijo que cuando Óscar Antonio arribó a El Salvador proveniente de Panamá solamente se había registrado un caso de COVID-19 en El Salvador y cumpliendo lo ordenado por el Gobierno y por el Ministerio de Salud lo internó en el centro de contención habilitado en la Villa Olímpica en Ayutuxtepeque (San Salvador), para cumplir con la cuarentena ordenada por el Gobierno, sin embargo ahí fue mezclado con personas que llegaron de otros países.

Dina relata que Méndez no padecía de ninguna enfermedad, «ni presión arterial alta, ni del corazón» y que está segura porque en diciembre se hizo un chequeo en el que todo salió bien.

Asegura que su esposo comenzó a presentar fiebres y dolores de cabeza mientras se encontraba en la Villa Olímpica y en unos exámenes que le practicaron resultó con infección urinaria, por lo que le prescribieron Trimetroprin y acetaminofén. Sin embargo, ella asegura que como trabaja en la industria farmacéutica, pidió le permitieran llevar su propio antibiótico pero no la dejaron.

Añade que el miércoles 25 de marzo trasladaron a Óscar del albergue de la Villa Olímpica hacia un hotel en Antiguo Cuscatlán.

Añade que cuando hablaba por teléfono con él, «Siempre me decía que llevaba diez o doce días con fiebre y el día de ayer (miércoles) yo le llamaba toda la mañana, llegó el mediodía y no contestaba… a las 3:30 tomé la decisión de irme para el hotel», y conocer que estaba pasado.

La recibieron cuatro policías que le dijeron que no estaban autorizados a darle información y los únicos que podían hacerlo eran fuentes del Ministerio de Salud.

Esperó una hora en la calle y solo la atendieron cuando los amenazó que llamaría a todos los medios de comunicación si no le daban información. Fue hasta entonces que la encargada de la región de La Libertad le comunicó que su esposo ya estaba muerto.

Dina sabe que le realizaron la prueba del COVID-19, pero que no le informaron el resultado, por lo que la Sala de lo Constitucional intervino para ordenarle al MINSAL que entregue resultados a los afectados.

«Dijeron que me iban a dar información del hospital Saldaña, no he recibido información, he estado llamando… Necesito saber de qué murió él, no puede ser que por mal manejo del Ministerio de Salud  mi esposo esté muerto… hasta ahora no he recibido ninguna información del hospital Saldaña», denunció.

Sobre este caso el Presidente Nayib Bukele acusó  «a los políticos» y «a los medios» de tener una «agenda oscura» y dijo que el caso de Dina estaba siendo «instrumentalizado» para sacar «raja política».

Este no es el único caso del mal manejo que el Gobierno y el Ministerio de salud están haciendo en el marco de la pandemia del COVID-19.Anteriormente fue denunciado en redes sociales que Julio Contreras Pérez, de 82 años de edad, que estaba bajo cuarentena falleció, no por COVID-19, según el examen que le realizaron, denunció su nieto Luis Márquez Contreras. Ellos habían ingresado el 14 de marzo del extranjero y el día 20 su abuelo comenzó a sufrir fiebre y un resfriado «común». Su nieto denunció que no le dieron las atenciones adecuadas.

La tarde de este jueves hubo una conferencia de prensa donde estuvieron varios funcionarios de Gobierno, los periodistas preguntaron sobre el caso de Óscar Antonio Méndez Beltrán, pero Carolina Recinos, Comisionada Presidencial para Operaciones y Gabinete de Gobierno, obvio dar detalles y se limitó a decir lo que antes habían informado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba