Judiciales

Jorge Hernández brindara declaraciones contra Migeul Menéndez

Esta mañana, la Fiscalía General  de la República acusará ante la Cámara Primera de lo Civil, al empresario José Miguel Antonio Menéndez, mejor conocido como “Mecafé”, por el delito de enriquecimiento ilícito.

Asimismo, esta mañana el testigo con régimen de protección Jorge Hernández brindara su versión sobre el desfalco que el expresidente Mauricio Funes cometió contra el Estado salvadoreño de $351 millones de fondos públicos cuando estuvo al frente del Gobierno.

El abogado Ulises del Dios Guzmán, defensor de Miguel Menéndez, confirmó ayer que el testigo en el caso llamado Saqueo Público es Jorge Hernández, un expresentador de TCS a quien la Fiscalía vinculó con la corrupción del expresidente Elías Antonio Saca, pero luego le retiró la acusación sin dar detalles.

Ulises del Dios Guzmán.

«Este día ha sido señalada (audiencia) para un anticipo de prueba; es decir, van a recibir declaración anticipada de un testigo, del testigo Jorge Hernández», dijo Guzmán, mientras esperaba que el Juzgado Séptimo de Instrucción de San Salvador iniciara la audiencia para la declaración anticipada del testigo protegido.

Ante las declaraciones de Ulises del Dios Guzmán sobre el testigo criteriado, la fiscal dijo: «Es un testigo con régimen de protección. El abogado sabrá las responsabilidades penales que conllevaría el hecho de que esté divulgando información que se encuentra en resguardo en el proceso… Hay tipos penales que regulan eso».

José Miguel Antonio Menéndez, mejor conocido como “Mecafé”.

La fiscal agregó que Jorge Hernandez en su calidad de testigo va a declarar en esta etapa, antes de un eventual juicio, porque hay imputados prófugos, como el expresidente Funes, asilado en Nicaragua. De esta manera la declaración del testigo queda a disposición de la justicia en caso de que los fugitivos sean capturados, sin necesidad de que vuelva a estar presente en el juicio. En este caso son 32 acusados en total.

Las investigaciones preliminares sostienen que Funes y su círculo se apropiaron de $351 millones, aunque todavía no hay un peritaje definitivo que lo confirme. La fiscalía dijo ayer que el peritaje debe estar listo antes de que termine febrero.

Mauricio Funes y Vanda Pignato.

Entre los imputados está la ex primera dama Vanda Pignato, quien enfrenta el proceso en arresto domiciliar. «Ya quiero que ese juicio llegue para poder estar libre y regresar a trabajar (…) Si fuera yo culpable, hubiera abandonado El Salvador», dijo ella ayer Pignato.

Al final, la declaración del testigo protegido no inició ayer, como estaba previsto, porque el abogado defensor de Funes no estuvo presente. El juez reprogramó la audiencia para esta mañana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba