Sin Categoría

La UES está en manos de los delincuentes sin que hasta el momento se haya logrado frenar esta crítica situación

Los estudiantes de la Universidad de El Salvador, UES, están sufriendo una serie de agresiones, robos, asaltos a mano armada y hasta agresiones sexuales. Esto mantiene preocupadas a las autoridades universitarias y a toda la comunidad del alma mater.

En La Mira quiso saber más sobre esta crítica situación y realizó una serie de consultas con estudiantes, custodios y empleados de la universidad quienes expresaron lo que está pasando y la urgencia de tomar medidas que frenen esta incertidumbre que se vive en el alma mater.

Un motorista de la institución aseguró que en los portones de seguridad no se está exigiendo el carnet a los estudiantes. Los delincuentes venden drogas dentro de las instalaciones, los custodios lo saben pero no hacen nada por temor o por negligencia, aseguro la fuete.

La droga entre marihuana y otras se distribuye en la zona conocida como el bosquecito. “A veces entran en vehículos, pagan una o dos coras para ingresar. Otras veces lo hacen en motocicletas y se ponen en el bosquecito, donde ya se han escuchado hasta disparos”, aseguró el informante.

“Existe un pandillero que vende drogas y anda en silla de ruedas. Los delincuentes dominan en tres zonas de la UES. Además entran carros diferentes, traen hasta licor y beben en los lugares apartados. A veces entran en una moto viejas, entre ellas una vespa. Esconden las armas en ataches y  se cambian de camisa para despistar y huir·, aseguró.

Raptan y violan a una estudiante

La fuente indicó que recientemente, una estudiante fue raptada y subida a un vehículo desconocido, la llevaron a un lugar fuera de la UES y posteriormente fue regresada y dejada en los alrededores de la ciudad universitaria. “Sobre este caso se informó a la policía para que investigara, dijo el custodio del alma mater. La policía ha incrementado la seguridad en los alrededores del máximo centro de estudios, pero hasta el momento no se sabe de capturas.

Añadió que ante estos casos se ha instalado una caseta de recepción de denuncias para tener mayor información sobre estos hechos delictivos.

Los miembros del cuerpo de vigilantes son trabajadores que tienen hasta 20 años de laborar en el centro de estudios y se está pensando en una renovación del cuerpo de custodios. Los que trabajan en el momento no son un equipo de seguridad para la represión del delito lo que les da ventaja a los delincuentes.

“Con la comisión de seguridad universitaria y el consejo superior universitario se está trabajando en fortalecer este tema con sistemas de video vigilancia”, apuntó la fuente.

Para tratar de frenar esta ola de robos y actos delictivos d poner freno a esta situación, pero hasta el momento no se ha logrado nada positivo, señaló.

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba