Empresarial

Más de 10mil salvadoreños beneficiados con el programa Shakti.

La plataforma de empoderamiento para mujeres de Unilever fue ejecutada por FUSAI con el apoyo financiero del BID LAB y el fondo Japonés.


En el marco de la celebración del dia internacional de la mujer, Directivos de la compañía Unilever El Salvador y la Fundación Salvadoreña de Apoyo Integral (FUSAI), dieron a conocer hoy los resultados del programa Shakti, el cual brinda la oportunidad a mujeres de las zonas rurales del país a mejorar su calidad de vida y la de sus familias.


Shakti es un modelo global de distribución inclusiva, dirigido a poblaciones con pocas oportunidades, que brinda herramientas de empoderamiento y gestión, a través de la venta de productos de primera necesidad de las marcas de Unilever, por medio de catálogos estratégicamente diseñados y llegando a comunidades de difícil acceso.
El modelo Shakti, nació en 2001 en la India, respondiendo al Plan de Vida Sostenible de Unilever, que entre sus objetivos busca generar un cambio positivo en la vida de las personas de los países donde opera. A partir de 2016 Shakti se ejecuta en El Salvador, brindando la oportunidada quienes se unen a la plataforma de generar ingresos a su economía familiar.


«Presentar el resultado de más de 10mil salvadoreñas beneficiados gracias a Shakti, nos llena de satisfacción por todas esas mujeres que ahora están empoderadas hacia la mejora de la calidad de vida de sus familias y sus comunidades; y también nos llena de agradecimiento hacia nuestros aliados estratégicos que han sido pieza clave en los resultados obtenidos», comentó Ignacio Segares, Director General de Unilever Centroamérica.

Alianzas con poder. El éxito de Shakti en El Salvador ha sido posible mediante la alianza estratégica entre Unilever y FUSAI, con la cooperación financiera del Banco Interamericano de Desarrollo BID LAB y el Fondo Japonés para la Reducción de la Pobreza (JPO), unión que ha permitido un impacto positivo en las comunidades más necesitadas del país.


«En El Salvador, FUSAI ha consolidado la intervención de Shakti en las comunidades, contribuyendo al empoderamiento económico y social principalmente de mujeres de zonas rurales y peri-urbanas, consolidando y escalando el modelo de distribución inclusiva en el pais», expresó Francisco Mancia Gerente de Gestión de FUSAI.

Para ello se fomentó la creación de redes de microempresarias que facilitaron las alianzas comerciales y el fortalecimiento de sus negocios. Parte esencial de esta alianza son las más de 1,100 mujeres e incluso algunos hombres que se unieron a este proyecto y asumieron la generación de ingresos, con impacto social y económico en su calidad de vida y de sus familias. Este esfuerzo ha tocado la vida de 10,000 beneficiarios indirectos de este proyecto, logrando sobrepasar la expectativa en cuanto a la proyección de impactos.

Los principales componentes del proyecto fueron la creación de instrumentos de acceso al crédito utilizando tecnología digital, metodologías de atención a sectores de bajos ingresos económicos a través de capacitaciones, mentorías y asesorías para la mejora de su entorno familiar.
De esta forma FUSAI, contribuyó al proyecto Shakti, promoviendo y apoyando el desarrollo de intervenciones que tengan un significativo impacto social, satisfaciendo la demanda de servicios y productos de las familias situadas abajo de la pirámide social.
Los resultados del proyecto Shakti, fueron presentados en un evento presidido por representantes de la Embajada de Japón en El Salvador, BID LAB, FUSAI y Unilever. A los asistentes se sumaron instituciones gubernamentales, distribuidores de productos Unilever, organismos de cooperación al desarrollo, personas beneficiadas con este proyecto y otros invitados especiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba