Sin Categoría

México será un muro a la migración para evitar arancel

La amenaza de aranceles del 5% tuvo su efecto en México. Las negociaciones con Washington concluyeron que, a cambio de no estar sujeto a la tarifa, el gobierno de AMLO accedió a detener «la ola» de migrantes centroamericanos.

México terminó por ceder ante las presiones de Estados Unidos, a pesar de haber alegado con anterioridad que su límite para negociar era su «dignidad» como país. Un día después de que el gobierno de Manuel López Obrador acordó enviar 6,000 efectivos de la Guardia Nacional a la frontera con Guatemala, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció ayer tarde la suspensión indefinida de los aranceles a todas las importaciones de su vecino.

Presidente Donald Trump.

Las tarifas iban a entrar en vigencia el próximo lunes, cosa que ya no pasará, dijo Trump, al menos por el momento ya que las naciones alcanzaron un acuerdo.

Pero el retroceso de Estados Unidos tiene un precio: México se deberá encargar de «reducir considerablemente o eliminar» el flujo migratorio hacia el Norte.

«Los aranceles programados para entrar en vigor el lunes contra México quedan suspendidos indefinidamente. México a cambio ha aceptado tomar medidas contundentes para detener la marea migratoria a través de México hacia nuestra frontera sur», anunció Trump en Twitter. Abonó que será el Departamento de Estado el que publique detalles del plan.

Cientos de hondureños y salvadoreños han buscado una nueva vida en Estados Unidos lo que ha causado serios problemas para la administración Trump.

Momentos antes de ese anuncio, y después de una semana de amenazas, el presidente Trump expresó que «hay una gran probabilidad» de que Estados Unidos llegue a un acuerdo con México.

«Si logramos hacer el trato con México, y hay una buena probabilidad de que lo hagamos, ellos empezarán a comprar productos agrícolas y de granja a niveles muy altos, comenzando inmediatamente», tuiteó Trump desde el avión presidencial Air Force One, mientras volaba a casa desde Europa ayer.



«Si no podemos hacer el trato, México comenzará a pagar los aranceles del 5 % el lunes», agregó.

El tuit marcó un cambio de tono con respecto al viernes más temprano, cuando su portavoz, Sarah Sanders, dijo a los reporteros en Irlanda antes de que Trump despegara: «Nuestra posición no ha cambiado. Las tarifas seguirán adelante a partir del lunes».

Negociadores de ambos países habían dado continuidad ayer, por tercer día consecutivo, sus conversaciones en el Departamento de Estado.

Durante su viaje a Europa, Trump estuvo al tanto de la información que le enviaron el vicepresidente, Mike Pence; y el secretario de Estado, Mike Pompeo.

Sanders dijo que se registraron muchos avances.

El arancel sobre todos los bienes importados desde México, que sería inicialmente de 5 % y se elevaría a 25 %, tendría consecuencias económicas enormes para los dos países. Pero ese escenario quedó ayer en suspenso.

Los estadounidenses compraron bienes importados desde México por valor de $378,000 millones el año pasado, principalmente autos y autopartes.

Pudo ser un desastre

Algunos expertos en la materia, como el vicepresidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, John Murphy, habían vaticinado un «desastre» a partir del próximo lunes.

Esto debido a que los gravámenes a importaciones de México fueron eliminados en diferentes etapas a raíz del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), activo desde 1994. Por este motivo, la mayoría de importadores no han experimentado pagar aranceles a la Patrulla Fronteriza (CBP, en sus siglas en inglés). Para hacer estos pagos arancelarios, las empresas habrían tenido que establecer cuentas de débito o crédito ACH en la CBP para transferir fondos al Gobierno estadounidense. Los expertos aseguran que gran parte de estas compañías no cuentan con cuentas de este tipo.

La falta de cuentas bancarias ha provocado que numerosas asociaciones empresariales hayan instado a las compañías a obtener una cuenta de ese tipo lo antes posible para evitar que el sistema se vea sobrecargado con la cantidad de nuevas solicitudes.

Según estimaciones de la Cámara de Comercio, las solicitudes para crear cuentas de ACH no se harían efectivas hasta el 1 de julio «en el mejor de los casos», es decir, tres semanas después.



Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba