Editorial

Nayib Bukele el vendedor número uno de los teléfonos inteligentes

A los asistentes a la Cumbre 74º de las Naciones Unidas les pareció que el Presidente Nayib Bukele hizo un enfoque equivocado de su discurso, el cual aprovecho para promover los teléfonos inteligentes, como si su  oportunidad para dirigirse a los 193 líderes mundiales hubiera sido para promover la compra de estos aparatos modernos.

El discurso de Bukele fue utilizado para que los líderes mundiales tomaran en cuenta las ventajas de los teléfonos inteligentes y los compraran, para el uso de ellos y de sus asistentes.

Solo le faltó decir que Huawei está a punto de descubrir cuán importante es el ecosistema de Google para su negocio global de teléfonos inteligentes.

Los teléfonos inteligentes y otros productos de consumo representaron casi la mitad de los ingresos de Huawei el año pasado.

Que mal quedó el mandatario que desaprovechó la oportunidad de estar frente a los líderes mundiales para hablar de El Salvador. De los problemas que el pueblo, especialmente los millones de escasos recursos, está sufriendo y la necesidad imperante de ayudarles.

Bukele desaprovechó su discurso para pedir a los asistentes a que inviertan en un país que está luchando por salir adelante y que se caracteriza, en el mundo entero, por tener gente trabajadora, responsable, luchadora y con deseos de superarse.

A Bukele le faltó decir que si El salvador tiene esta ayuda, se frenarían las migraciones masivas de miles de compatriotas hacia los Estados Unidos, donde son recibidos con un garrote en la mano del Presidente Donald Trump.

Al presidente la faltó decir, que los salvadoreños no queremos regalos ni dádivas, lo que queremos es oportunidades de trabajo bien remunerado, con buenas prestaciones sociales y una seguridad que permita emprender esta lucha sin temor que vamos a ser víctimas de la delincuencia o de las pandillas.

Que lastima que el Presidente Nayib Bukele desaprovechó esta oportunidad y se dedicó a promover el uso de los teléfonos inteligentes, como si fuera un vendedor de Huawei y no un mandatario de un país que necesita salir adelante.

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba