Nacionales

Partido Arena ¿Al borde del precipicio?

Por: Carlos Mario Recinos.

Después de las elecciones presidenciales del 3 de febrero del presente año, el principal partido de derecha del país resulto severamente perjudicado al no tener una dirigencia capaz de unificar al partido tricolor.

Caótica, así se podría definir la situación actual interna del partido Alianza Republicana nacionalista (ARENA), en menos de un año, han perdido las elecciones presidenciales en donde ni siquiera alcanzaron a presionar a una segunda vuelta, se quedaron sin presidente del COENA, varios de sus diputados van en dirección contraria a las directrices de la dirigencia, han tenido que ampliar el período de inscripción de candidatos a dirigir el partido y uno de los ya inscritos renunció a participar en el proceso.

Gerardo Awad, quien buscaba la presidencia del Consejo Ejecutivo Nacional (COENA) profundiza la Crisis Política en el partido Arena con fuertes señalamientos y declinando de sus aspiraciones en el partido tricolor el cual, según él, “ya está muerto”.

“Dentro del partido Arena no cambian las cosas”, dijo en un vídeo publicado en su cuenta oficial de Facebook a la vez que anunció la creación del nuevo Partido Republicano de El Salvador.

Por otra parte, Gustavo López Davidson, quien en un primer momento había declinado en participar en las elecciones internas de Arena para buscar dirigir el partido desde el COENA, cambió su postura y si participará, de hecho es el único candidato actualmente.

Gustavo López Davidson, finalmente si presentó su candidatura a la presidencia de Alianza Republicana Nacionalista.

Él se pone al frente de la planilla con la que pretende relevar a Mauricio Interiano, que renunció a la presidencia del principal partido de oposición el 7 de junio de este año.

En la planilla participan Marcela Villatoro, actual diputada arenera; Mishelle Linares, de la Alcaldía de San Salvador; Mauricio Cuellar, Selim Alabí, Lisseth Quijano, hija de Norman Quijano, entre otros.

Davidson es empresario farmacéutico, dueño de importadoras de armas, entre otros negocios. En las elecciones internas del principal partido de oposición compitió por ser el candidato a la presidencia de la República, pero quedó en el último lugar. Las primeras dos posiciones las ganaron Javier Simán y Carlos Calleja Hakker.

El 6 de mayo un grupo de diputados y alcaldes pidió la renuncia de Mauricio Interiano después de la derrota en las elecciones presidenciales de 2019 en la que el Calleja perdió ante Nayib Bukele, actual presidente.

Al día siguiente el sector empresarial del partido acusó a la dirigencia de falsificar la certificación de un acta para autoavalarse la compra de préstamos por 3 millones de dólares que se supone fueron ocupados para financiar la campaña del candidato perdedor. De eso los principales señalados fueron Interiano, Rolando Alvarenga, presidente interino del partido; Mario Ancalmo, director de Asuntos Económicos; y Jorge Santacruz, director de Asuntos Jurídicos.

En ese torbellino de señalamientos Ernesto Muyshondt, alcalde de San Salvador, acusó a Javier Simán de estar comprando diputados para desestabilizar el partido.

Gustavo Escalante, Milena Mayorga, Arturo Simeón Magaña y Felissa Cristales son cuatro diputados que también están enfrentados a la dirigencia. Recientemente fueron marginados de las reuniones con sus compañeros.

Arena, en realidad no puede eludir la cuota de responsabilidad que le corresponde en la caótica situación que vive el país, la población no olvida que no hicieron lo suficiente durante sus 20 años ocupando el ejecutivo nacional; Arena, parece relativamente más despistado y enredado que el FMLN Y ESO YA ES DECIR BASTANTE. Ventilar públicamente las desavenencias que han hecho del partido un ente totalmente desacreditado, oscurece cada día más el escenario político poco alentador que se vive al interior del tricolor. Insultos van, insultos vienen, sin reparar en el mayor desprestigio en que están cayendo. Si este fuera el único partido de oposición, su comportamiento se podría asimilar a lo que Andrés Oppenheimer, considera que está pasando con la veintena de precandidatos que en el Partido Demócrata están compitiendo por la candidatura a la presidencia de los Estados Unidos. Este reconocido escritor y periodista argentino ha dicho lo siguiente: “mientras estos se hacen pedazos entre ellos, el actual inquilino de la Casa Blanca se muere de risa”, algo muy parecido está pasando en el país, el actual presidente, Nayib Bukele, goza de amplia popularidad entre la población votante y parece que gobierna sin oposición, el partido que debería de ocupar ese importante lugar dentro de la democracia del país está en serios problemas internos.

Resultado de imagen para arena el salvador

La respuesta a la interrogante de si el partido ¿Arena está al borde del precipicio? Es algo que solo sus integrantes pueden contestar, muchos que forman parte del denominado voto duro incluso se cuestionan que tanto los representa el único candidato a dirigir su partido, Gustavo López Davidson.

De última hora, al término de esta nota ha trascendido que existe otro aspirante a dirigir el COENA, se trata del director nacional del sector empresarial del partido Arena, Francisco Manzur, quien ya se inscribió esta tarde como candidato a presidente del Consejo Ejecutivo Nacional de Arena.

Manzur señaló que apoyarán las iniciativas «a favor del pueblo», convirtiéndose en una «oposición constructiva». «Si seguimos en la línea, el futuro de nuestro partido es incierto y vamos a fracasar», advirtió el dirigente. Señaló que tendrá «cero tolerancia a la corrupción».

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba