Acción Policial

PNC reportó acciones realizadas en las últimas horas en el marco de la seguridad nacional

En las últimas horas de este jueves la Policía Nacional Civil (PNC) realizó las capturas en diferentes puntos del país de tres sujetos peligrosos acusados de diferentes delitos.

El primero fue un pandillero que intentó acabar con la vida de dos mujeres fue arrestado en las últimas horas por agentes de la PNC en el municipio de Antiguo Cuscatlán, departamento de Cuscatlán.

Se trata de Luis Felipe Sánchez Valladares, de 29 años de edad, quien fue aprehendido en flagrancia, explicaron oficiales de la PNC.

De acuerdo con el reporte, Valladares será procesado por los cargos de lesiones, amenazas, expresiones de violencia contra la mujer y homicidio tentado.

Soyapango

En las últimas horas, fue arrestado un sujeto en Soyapango, departamento de San Salvador, por tráfico ilícito de droga, informaron autoridades de la Policía Nacional Civil .

Se trata de Douglas Armando Hernández Moreno, de 23 años de edad, quien también es conocido en la zona con el alias de ‘Cuche’.

De acuerdo con el reporte, Moreno fue detenido por elementos de la Sección Táctica Operativa (STO) de la Policía que patrullaban en el sector.

Al momento del arresto al sujeto se le incautaron más de 100 porciones de marihuana, la cuales estaban en pequeñas bolsas listas para ser comercializadas.

Pandillero

En otro orden, Rafael Antonio Ramos Peraza, mejor conocido en la estructura criminal con el alias de ‘Wesley’ y cabecilla de la Mara Salvatrucha MS-13, quedó en libertad porque una Cámara Especializada de lo Penal no resolvió a tiempo una apelación, hecho que permitió que el sujeto saliera de prisión sin ningún impedimento.

‘Wesley’ purgaba tres siglos y medio de prisión en el penal de Izalco, departamento de Sonsonate, debido a que fue vinculado a 160 asesinatos además del tráfico de drogas.

A pesar de la gran pena carcelaria que tenía que pagar, solo 21 meses después, el 23 de abril de 2020, el pandillero recuperó su libertad porque se venció el plazo de prisión provisional sin que la Cámara Especializada de lo Penal resolviera una apelación.

La Cámara tenía tres años para resolver la sentencia antes de que se cumpliera el tiempo estipulado, pues la ley dice que si pasan los 36 meses tras las rejas sin que la condena esté firme y que no haya apelaciones pendientes, el imputado debe ser liberado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba