Nacionales

Queda en manos del Fiscal General, Raúl Melara, si promueve un antejuicio contra el Ministro de la Defensa ya que posee fuero constitucional

El ministro de Defensa, René Francis Merino Monroy, se negó a explicar a los diputados quién dio la orden del operativo militar en la Asamblea Legislativa el 9 de febrero ante esa posición abogados señalan en que la negativa de Merino Monroy da pie a que los diputados puedan enviar a la Fiscalía General la certificación de que incumplió con la obligación de responderles sobre los hechos del 9 de febrero de 2020, para que el Fiscal General, Raúl Melara, los considere y evalúe el caso para promover un proceso de antejuicio, ya que el titular de la Defensa posee fuero constitucional.

Y es que una de las preguntas que le formularon los diputados fue si a raíz de los eventos del 9 de febrero, pediría su renuncia del cargo como titular de Defensa, a lo que contestó: “No he pensado pedir la baja, porque nos debemos al pueblo que necesita de todos nosotros, no solo de la Fuerza Armada, sino de todos por el bienestar de la población”, respondió Merino Monroy.

Los diputados como parte de la interpelación, formularon la pregunta número 1 señala: “Conforme al artículo 211 de la Constitución de la República, la Fuerza Armada es una institución permanente al servicio de la nación. Es obediente, profesional, apolítica y no deliberante. Señor ministro, al haber adoptado una postura a nivel político en los eventos del 9 de febrero de 2020 ¿ya consideró solicitar a esta fecha su baja?”.

Ante esa interrogante Monroy reiteró: “No, no lo he considerado. Estoy en desacuerdo con la aseveración que ustedes hacen de que la Fuerza Armada tiene una postura política. Categóricamente les digo que no es cierto”.

El Ministro agregó que “como soldado de la patria yo me debo a la población, y les aclaro a todos que las cosas no sucedieron como ustedes han planteado en esta Asamblea Legislativa. Voy a informar a los salvadoreños la verdad de los hechos, del pasado 9 de febrero”, manifestó.

De esa manera Merino Monroy respondió a cada una de las preguntas que iniciaron a eso de las 9 de la mañana y culminaron cerca de laas nueve de la noche cuando se retiró junto a los jefes militares que lo acompañaron.

Ante la insistencia de la pregunta señalándole que hubo una militarización de la Asamblea, Merino Monroy reiteradamente aseguró que no hubo tal militarización como han hecho ver los diputados, sino que todo fue un dispositivo para velar por la seguridad del Presidente Nayib Bukele, y de la población que se encontraba en los alrededores de la Asamblea ese día.

El diputado del PCN, Antonio Almendariz, criticó que los grupos parlamentarios estuvieran incumplimiento el objetivo de la interpelación, porque estuvieron preguntando situaciones más allá del cuestionario inicial que se hizo al ministro Merino Monroy.

Al final de la interpelación, las diputadas de ARENA y el FMLN, rompiendo todo el protocolo y el orden de la interpelación, se acercaron al Ministro de la Defensa, Merino Monroy, para gritarle y lanzarle papeles mientras le faltaban el respeto.

Ante las respuestas del Ministro de Defensa, abogados ligados a la derecha advirtieron que el funcionario podría estar cayendo en el delito de “desobediencia” tipificado en el artículo 322 del Código Penal con pena de prisión e inhabilitación del cargo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba