Judiciales

Recluido en albergue pone demanda ante Sala de lo Constitucional

La atención que reciben los que guardan cuarentena en albergues no es la adecuada, ya hay varias demandas por esa razón.

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), admitió un Hábeas Corpus presentado por una persona que guarda cuarentena en un centro de contención de Ayutuxtepeque.

El ciudadano que interpuso la demanda se encuentra en aislamiento en el albergue de la Villa Olímpica, en Ayutuxtepeque, como parte de las medidas contra el coronavirus, demandó al Estado por considerar que se le está violando su derecho a la salud.

Cardenal Gregorio Rosa Chávez.

Y es que según el demandante en esos lugares existe la posibilidad que una persona que es ingresada por sospechas, sin tener confirmado el virus, podría adquirirlo ya que las condiciones son inadecuadas, Además sostienen que no todos reciben el mismo trato, algunos con ciertos privilegios son atendidos de manera diferente y son recluidos en salas especiales, tal  como pasó con el cardenal Gregorio Rosa Chávez.

La Sala por su parte informó que “se admite a trámite” el recurso a favor del denunciante, “quien afirma no estar recibiendo atención médica ni insumos de higiene”, en dicho centro de aislamiento.

El caso se suma a otras demandas interpuestas por otras personas que se encuentran en cuarentena en diversos albergues.

Uno de dichos recursos fue aceptado por la Sala a favor de un ciudadano que permaneció albergado en el Aeropuerto Internacional San Óscar Arnulfo Romero, “sin las condiciones necesarias”. En este caso agregó que “se adoptaron medidas cautelares nombrándose ejecutor para verificar lo señalado en la denuncia”.

El máximo tribunal también admitió el hábeas corpus a favor de otros 56 ciudadanos, que en un inicio permanecieron en cuarentena en las instalaciones de la Segunda Brigada Aérea en el aeropuerto Óscar Arnulfo Romero. Con base a la denuncia el máximo tribunal ordenó a las autoridades de Salud que se garantice a las personas “un trato digno y que se suministren alimentos, agua potable, tanto para ingerir como para su higiene personal”.

También designó a la jueza Cuarto de Paz de San Salvador, Nelly Pozas, para entrevistar a cada uno de los 56 amparados en esa ocasión, y para notificar de esta demanda al presidente, Nayib Bukele.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba