Historias y Leyendas

Territorios que antes estaban tomadas por estructuras criminales, hoy son recuperadas por la PNC en el oriente del país

Historias detras del plan «Recuperacion Territorial»Imágenes En La mira noticias

Desde que el actual gobierno implemento el plan recuperacion territorial en varios municipios del pais, así como en colonias, barrios, comunidades y cantones. Los pobladores de algunos de estos municipios de la zona oriental del país, estan ahora viendo, los resultados de las acciones de seguridad al mando de la Policía Nacional Civil.

Estas imágenes que hoy le mostramos, están llenas de historias desgarradoras, gritos de auxilio, llanto de sus propietarios. Son casas de habitación que tuvieron que ser abandonadas por sus propietarios, a raiz de las amenazas de parte de las estructuras criminales, quienes les ordenaban que desalojaran las casas, porque ellos la ocuparian.

Entre estas victimas hay empresarios, periodistas, gente trabajadora, salvadoreños residentes en el exterior, quienes dejandolo todo por la pobreza y las amenazas, algunos de ellos, se fueron a buscar un sueño y la protección que el Estado nunca les dio.

Hoy un grupo de uniformados, entre agentes y militares, han tomado el control de estas casas, las cuales algunas de ellas, fueron convertidas en guaridas de criminales y casas destroyers.

Estas habitaciones eran utilizadas para matar, violar, torturar y despedazar a sus victimas.

Ahora con el esfuerzo y valor de cada elemento policial, estas casas, ahora están en manos de las autoridades.

Estas imágenes pertenecen a diferentes municipios del oriente del país. Dichas acciones no son del agrado de los delincuentes, hace un par de días unos pandilleros se resitieron e intentaron tomarse nuevamente una de estas habitaciones. En este intento dos delincuentes murieron en Usulutan.

Algunos aplauden estas acciones, otros las ven con malicia. Sin embargo aquellas personas que fueron victimas de estas estructuras criminales, son las que se sienten, por fin protegidas.

Pero como todo lo bueno tiene su precio, la mayoria de agentes policiales y militares, estan siendo enviados a diferentes partes del país a cumplir la misión.

Son las familias de estos elementos las que pagan el precio de los logros del estado. Incluso hay quienes hasta pierden sus hogares, por no ser ese padre, que llega a casa cada noche, después de una jornada normal de trabajo.

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba