Opinión

TIAR es una hipocresía que solo vela por intereses políticos y económicos de EE.UU.

Por Carlos Driótez

El Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) es un documento que fue firmado en 1947 como resultado de la doctrina Monroe de “América para los americanos”. Fue firmado en el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA) que busca la cooperación en materia de seguridad y defensa.

El TIAR incluye a Argentina, Bahamas, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Trinidad y Tobago, Estados Unidos y Uruguay. Venezuela  —junto con otros miembros del ALBA como Bolivia, Ecuador y Nicaragua— abandonó el tratado en 2012.

Países que conforman el TIAR.

El tratado establece dos principios fundamentales: primero, condena el uso de la fuerza para la resolución de conflictos entre los países firmantes y, segundo, asegura la defensa mutua en caso de que alguno de los Estados partícipes sea agredido.

En este caso de las Malvinas, Argentina se vio agredida por Inglaterra sin que el Presidente de USA, Ronald Reagan, ofreciera su apoyo a su homólogo argentino Leopoldo Fortunato Galtieri.

Por otro lado, el TIAR no solo permite consensuar sanciones ante agresiones, sino también ante “cualquier otro hecho o situación que pueda poner en peligro la paz de América”.

El TIAR ha sido invocado en repetidas ocasiones para sancionar a países que pongan en peligro la relación entre sus firmantes. Una de las acciones más relevantes fue en el contexto del bloqueo a Cuba en 1962.

Sin embargo, una de las mayores manchas en el expediente del TIAR fue la actuación estadounidense en el caso de la lucha por las islas Malvinas en 1982 entre Argentina y el Reino Unido (Inglaterra) dado que, a pese a que el Órgano de Consulta reconoció el conflicto como un ataque por parte de Reino Unido que afectaba a la seguridad de la totalidad del continente americano, el Presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, apoyó a los británicos y dejó sola a Argentina. El enfrentamiento entre los dos países duró algo más de dos meses, dejó unos 1.000 efectivos argentinos muertos.

Ahora son los Estados Unidos quienes apelan al TIAR para montar un bloqueo y una posible invasión a Venezuela, que bajo el régimen de Nicolás Maduro que está siendo asfixiada económicamente por el país más poderoso de Norte América y del mundo.

El Gobierno de Venezuela rechazó y condenó el bloqueo total firmado por el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mediante una orden ejecutiva. Venezuela es víctima de asedio económico y del robo y activos petroleros por parte del gobierno de Washington por no estar alineado con la política de la Casa Blanca, y los países del TIAR no dicen nada, por el contrario se suman a Estados Unidos así como lo hicieron en el caso de las Malvinas.

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba