Internacionales

Trump busca detener niños migrantes indefinidamente

AP

EUA está por quitar de su camino el Acuerdo Flores, que garantiza los derechos mínimos de menores migrantes y permite beneficios también a sus familias. El acuerdo toma su nombre del apellido de una niña migrante salvadoreña.

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, en inglés) intenta poner fin a un acuerdo judicial federal de larga data que limita el tiempo que los menores inmigrantes pueden permanecer detenidos, una decisión que casi seguramente desencadenará una nueva pelea en los tribunales por la capacidad del gobierno para retener familias hasta que se decidan sus casos.

El litigio nació a raíz de una demanda puesta por grupos pro inmigrantes en nombre de una adolescente salvadoreña, Jenny Flores, quien fue retenida al cruzar a Estados Unidos sin documentos a sus 15 años. En vigencia desde 1997, año en el que se alcanzó ganar la demanda, cuyo proceso duró 12 años en tribunales y terminó beneficiando a todos los menores no acompañados. Años después benefició a todos los niños indocumentados que llegaban a la frontera, con su familia o sin ella.

El llamado Acuerdo Flores requiere que el gobierno mantenga a los menores de edad en un entorno lo menos restrictivo posible y que los libere tan pronto sea posible, generalmente después de 20 días de detención.

Debido a estas restricciones, las familias migrantes que llegan a Estados Unidos han quedado en libertad en suelo norteamericano mientras sus solicitudes de asilo avanzan en los tribunales.

Poner fin al llamado Acuerdo Flores es una prioridad para el gobierno de Trump. Los funcionarios de Seguridad Nacional alegan que están adoptando regulaciones que reflejan el acuerdo y que ya no hay necesidad de que los tribunales se involucren, ya que solo se pretendía que fuera temporal.

La medida es la más reciente del gobierno federal para restringir la inmigración, el tema más destacado en la agenda política del presidente Donald Trump. Su objetivo es restringir el movimiento de los solicitantes de asilo en el país y disuadir a más migrantes de cruzar la frontera.

Seguramente volverá a generar indignación internacional, a raíz de los informes de condiciones extremas en que viven los migrantes en los centros de detención. Está en duda si los tribunales permitirán que el gobierno de Trump siga adelante con la política.

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba