Deportes

Un triunfo histórico: Alianza derrota 2 a 1 al Tigres de México

Alianza le da vuelta a la historia futbolística porque el 15 de marzo de 1967 le ganamos a los “Cremas” del América, en el estadio Flor Blanca, pero en un juego amistoso. Ahora derrotamos 2 a 1 al Tigres de México de manera oficial buscando clasificar a cuartos de final en la Liga de Campeones de Concacaf.

Con este triunfo glorioso, los paquidermos llegarán con ventaja para el juego de vuelta que se realizará el 26 de febrero en el estadio El Volcán, en tierra mexicana, donde tratarán de rematar la serie y le bastaría un empate.

En el primer tiempo se vio un Tigres con mucha solvencia, dominaron el balón y llevaron peligro a la meta alba defendida magistralmente por el arquero García.

Después de tres claros avisos, Tigres logró sorprender a la zaga alba con un tiro libre que cobró André-Pierre Gignac hacia su compañero Pizarro, quien prolongó al corazón del área donde remató Juan Sánchez para anotar el 1-0  al minuto 33. El anotador del tanto estaba fuera de juego, sin embargo, el arbitro lo dio por válido.

Los miles de aficionados albos que estaban en el Cuscatál se mostraron preocupados pues se esperaba que con este tanto los mexicanos se engrandecieran y dominaran el partido propinándonos más goles.

Antes del tanto del zaguero Sánchez, el Tigres ya había inquietó  al portero Rafael García con un remate de cabeza de André-Pierre Gignac y un disparo que pasó cerca del poste, al minuto 15 y 16, respectivamente.

Pero las cosas cambiaron y en el segundo tiempo, Alianza logró el empate al minuto 47 con un penalti de Felipe Ponce. La pena máxima derivó de una falta de Carlos Salcedo contra Óscar Cerén y que le referí jamaicano no dudó en sancionar.

Los albos le dieron vuelta al marcador al minuto 55 con la anotación del colombiano Oswaldo Blanco que definió fino al encarar al portero  Nahuel Guzmán. Fue un gran pase de Marvin Monterroza que leyó el movimiento  y dejó sin reacción a la zaga felina.

El equipo albo del entrenador colombiano Wilson Gutiérrez logró el sueño de miles de cuscatlecos que se hicieron presentes al estado y gritaron apoyando a los albos. Todos los aficionados salvadoreños salieron con una risa de alegría celebrando el histórico triunfo sobre el cuadro visitante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba