DeportesInternacionales

Real Madrid vence 3 a 1 al Barcelona

Al Real Madrid no hay que darlo por muerto nunca y menos para un clásico. Así lo demostró este sábado en la victoria 1-3 sobre Barcelona. Los merengues fueron más efectivos y serenos que los culés de cara al arco y lograron sacar un resultado para darle un aire al mal momento que vivían.

El partido comenzó con mucha intensidad y desatenciones defensivas que fueron bien capitalizadas por los rivales.

A los cinco minutos, Benzema hizo un gran pase a un espacio libre y allí llegó Federico Valverde para rematar con potencia y anotar el 0-1.

Pero ese gol no amilanó al Barcelona. Por izquierda, Messi se juntó con su amigo Jordi Alba, quien puso el balón al área chica y allí apareció Ansu Fati para empujarla con facilidad. 1-1 a los 8 minutos del partido.

A partir de ahí Lionel Messi empezó a tener más protagonismo como el conductor del equipo, pero estaba lejos del arco que defendía Courtois. Sin embargo, en el medio campo empezó a tener una disputa personal, pero deportiva, con Casemiro.

El brasileño fue controlando poco a poco al argentino y el ánimo en el encuentro cayó. Ansu Fati era el que más se movía por el frente de ataque, mientras que en Real Madrid era Benzema el que intentaba ser la luz en el ataque.

Pasados los 20 minutos hubo una acción de Casemiro sobre Messi que pidieron como penal, pero la intercepción del brasileño fue limpia para el técnico.

Una mala tenía que llegar para Real Madrid y fue la lesión de Nacho. A los 43 minutos, Lucas Vásquez entró a ocupar la posición de lateral derecho, pero rápidamente llegó el final del primer tiempo.

Iniciando la segunda parte una vez más fue Barcelona el que quiso tomar más posesión del balón. La más clara llegó con una jugada ideada por Messi, quien abrió el balón para Ansu Fati y el joven español centró con gran claridad para Coutinho, pero el brasileño erró en el cabezazo y la mandó fuera.

El que no perdonó fue Sergio Ramos. A los 63 minutos, Lenglet tomó de la camiseta en el área al capitán del Real Madrid, quien cayó en el área. Aunque la jugada pareció aparatosa, fue revisada por el VAR y el juez, hasta que dictaminaron penalti. El capitán del Real Madrid cobró y con derecha sentenció el 1-2.

Barcelona no encontraba el camino y en el campo de juego se perdió por completo Pedri, De Jong y Lionel Messi, lo que le dio más valor al buen juego del Real Madrid.

Koeman decidió mandar al campo a Dembélé, Griezmann y Trincao para darle un nuevo aire al ataque, pero las más claras llegaron en el arco del Barcelona, donde Neto estuvo fino para atajar todo lo que pudo.

Pero una más tuvo Real Madrid en el minuto 90. La presión merengue sirvió sobre una defensa culé sin claridad para salir tocando y Modric terminó definiendo con un gran gesto técnico para sentenciar el 1-3 final.

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba