Internacionales

Biden ofrece a la región un plan integral de $4 mil millones y fuerte combate a la corrupción

Agencias

El candidato presidencial demócrata estadounidense, Joe Biden ofrece a los países del Triángulo Norte de Centroamérica -El Salvador, Guatemala y Honduras- un plan de apoyo integral de $4 mil millones y un fuerte combate contra la corrupción endémica que afecta la región.

«El plan de Biden para fortalecer la seguridad y prosperidad en colaboración con los pueblos de Centroamérica», publicado en la página web del candidato presidencial demócrata, favorito en las encuestas sobre el presidente Donald Trump, enumera así sus principales objetivos en la región:

Desarrollar una estrategia regional integral de cuatro años y $4 mil millones para abordar los factores que impulsan la migración desde Centroamérica;

Movilizar la inversión privada en la región;

Mejorar la seguridad y el estado de derecho;

Abordar la corrupción endémica;

Priorizar la reducción de la pobreza y el desarrollo económico.

La propuesta sostiene que «la gente de la región comprende que abordar estos desafíos de manera sostenible exige cambios sistémicos y reformas en muchos sectores de la sociedad en el Triángulo Norte, y ese tipo de cambio requiere una inversión sería de voluntad y recursos políticos en todos los niveles».

«Requiere el compromiso sostenido de los líderes y pueblos de El Salvador, Guatemala y Honduras, y a medida que avanzan, los Estados Unidos deben estar allí para ofrecer apoyo y colaboración. Es de claro interés para los Estados Unidos ayudar a impulsar ese cambio con una estrategia integral de apoyo de los EE.UU. para iniciativas regionales y el compromiso a los niveles más altos de nuestro gobierno», advierte.

El plan de $4 mil millones

Según el plan, Biden ofrece una estrategia regional integrada de cuatro años y $4 mil millones que:

Requiera que los países asignen una cantidad sustancial de sus propios recursos y emprendan reformas significativas, concretas y verificables;

Establezca condiciones sólidas para un progreso verificable con el fin de garantizar que los fondos de los contribuyentes estadounidenses se utilicen de manera efectiva;

Ponga la lucha contra la corrupción en el centro de la política de los Estados Unidos en América Central;

Dirija la inversión del sector privado, incluyendo a través de alianzas público-privadas, para complementar los fondos del gobierno;

Invierta principalmente en organizaciones de la sociedad civil que están en la primera línea al lidiar con las causas fundamentales;

Renueve los esfuerzos para trabajar de manera constructiva con México, Canadá y otros socios regionales de América Central y del Sur; y

Reconozca el papel central de las mujeres como una fuerza poderosa para el desarrollo.

Una Administración Biden  promovería la estabilidad económica y la creación de empleos en América Central al trabajar con bancos multilaterales de desarrollo, como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para desarrollar infraestructura y promover la inversión extranjera al involucrarse con el sector privado de manera rentable y competitiva.  Además, buscarán reducir las barreras a la inversión del sector privado al dar prioridad al fortalecimiento del estado de derecho con una mayor capacidad judicial, y mejorar la competitividad del mercado del Triángulo Norte mediante la modernización y estandarización de los procedimientos de aduana.

También ordenará al Representante Comercial de los EE.UU. y al Departamento de Comercio que evalúen si los países de Centroamérica cumplen con sus compromisos bajo el DR-CAFTA, lo que incluye garantizar que las prácticas laborales no perjudiquen la competencia.

Como presidente, Biden creará mecanismos para ayudar a los receptores de remesas, especialmente a las mujeres, a invertir y comenzar pequeños negocios».

Además, ofrece centrar los esfuerzos de desarrollo económico en la modernización de las redes eléctricas, puertos y carreteras del Triángulo Norte, para que las industrias locales puedan competir a nivel mundial. A corto plazo, Biden unirá esfuerzos para duplicar la capacidad de SIEPAC, el Sistema Centroamericano de Interconexión Eléctrica, para generar electricidad para la región.

Lidiar con la corrupción endémica

Uno de los puntos más fuertes en el plan Biden es el combate a la corrupción endémica que afecta a la región y que sostiene «impide que las naciones gobiernen de manera efectiva, desvía los recursos necesarios para inversiones críticas en áreas como infraestructura y educación, aleja la inversión externa, crea una crisis de legitimidad en las democracias frágiles y deja a los países vulnerables al crimen organizado».

Es un cáncer que está carcomiendo a los países del Triángulo Norte y les impide progresar significativamente en cualquiera de sus otros desafíos clave. Como la administración más corrupta en la historia moderna de los Estados Unidos, Trump ha socavado el liderazgo moral de los Estados Unidos en este tema, y sus esfuerzos para combatir la corrupción en cualquier parte del mundo han sido lamentablemente inadecuados o inexistentes»: Plan Biden.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba