Nacionales

Empleados de Conab declararon que socios de la compañía les pidieron que abrieran sociedades mercantiles a sus nombres para lavar dinero

Seis empleados de la sociedad Gumarsal, la cual se encuentra intervenida por el Consejo Nacional de Administración de Bienes (Conab), declararon que socios de la compañía les pidieron que abrieran sociedades mercantiles a sus nombres, las cuales habrían servido para lavar dinero.

Los testimonios se dieron en la continuación del juicio en contra del exalcalde de Metapán, Juan Umaña Samayoa, José Adán Salazar Umaña, conocido como “Chepe Diablo”; y tres miembros de su familia. Todos son acusados por la Fiscalía General de haber lavado más de $508 millones que se presume procedían del narcotráfico.

Los testigos manifestaron que uno de los anteriores gerentes de Gumarsal, les pidió que crearan sociedades, pero que ellos no iban a aportar capital, sino que Gumarsal se encargaría de poner el dinero para la creación de las mismas.

Las investigaciones fiscales revelaron que Wilfredo Guerra, quien es prófugo de la justicia; y su padre, Juan Umaña, eran los que dirigían esas empresas, las cuales pasaron a formar parte de sociedades radicadas en Panamá. Guerra y Umaña habrían traspasado un millón de dólares a esas empresas, según las investigaciones.

También, el representante de una empresa arrocera testificó en el juicio que Gumarsal no pagaba el 40 por ciento del impuesto que tenía que haber cancelado por la importación del arroz de Estados Unidos, pero que lo hacía a través de la licencia del Ministerio de Economía que tenía la referida sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba