Nacionales

“Los sacerdotes de la UCA están totalmente equivocados cuando aseguran que la masare de los jesuitas es un crimen de lesa humanidad”: Lisandro Quintanilla

Los sacerdotes de la Universidad Católica, UCA, y todos los que establecen estas argumentaciones de que “el asesinato de los padres jesuitas es un crimen de lesa humanidad están totalmente equivocados”, señaló esta mañana Lisandro Quintanilla, abogado defensor en la entrevista de TCS.

Quintanilla dijo “en tierra de ciegos el tuerto es rey” y la población no está estudiando qué son delitos de lesa humanidad. Señaló que los delitos de lesa humanidad importa tres aspectos importantes que lo definen: actos y hechos que provienen de una estructura organizada de poder que puede ser estatal o de facto, segundo debe ser ataques sistematizados en contra de una población  o fragmento de la población  a nivel representativo.

El abogado añade que los delitos de lesa humanidad son los que atentan contra la dignidad de la persona, contra la naturaleza humana, sin los cuales “no podemos vivir, atentan contra nuestros derechos y nuestros bienes más fundamentales como la vida, la posesión, el trabajo, la propiedad, la familia, todo eso se destruye  a través de estos delitos de lesa humanidad”, y los crímenes de guerra no son otra cosa más que la violación de las reglas de la guerra que están contenidos en los Convenios de Ginebra  y los protocolos adicionales que están destinados a las guerras internas  como las que tuvimos en El Salvador.

Apunto Quintanilla que, el caso de los jesuitas no es un delito de lesa humanidad, porque según lo que declaró Yushi René Mendoza  en la audiencia nacional española, alguien dio una orden  de matar a Ignacio Ellacuría y eso se llama homicidio doloso, pero el objetivo se amplió cuando se aniquiló al resto de sacerdotes y a las dos empleadas. Señaló que cuando matan a Ellacuría se llama dolo director, pero cuando matan a los demás sacerdotes y a las dos mujeres se lama dolo eventual.

Dijo que si alguien quiere matar a una persona y sabe que le acompañan otras tres personas más y lo hace con un misil, su objetivo no es matar a las otras personas y él asume las consecuencias de la muerte de asas otras personas y eso se llama dolo de consecuencias necesarias. Esto está tratado en nuestra jurisprudencia  local e internacional y eso no tiene la tipología de lesa humanidad.

El abogado apunta que al no ser delitos de lesa humanidad no tienen el carácter prescriptible o imprescriptible de estos delitos en la aplicación de este caso.

Señaló que el coronel Inocente Montano fue condenado en España, injustamente, por la declaración de un testigo que ni siquiera le consta que él haya recibido la orden de nadie, ni que él (Montano) haya dado la orden para asesinar al padre Ellacuría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba