Sin Categoría

Giran nueva orden de captura contra Mauricio Funes y Miguel Menéndez “Mecafé”

La Fiscalía General de la República giro hoy una nueva orden de captura contra el expresidente, Mauricio Funes Cartagena, por otros casos de corrupción.

La orden de captura también incluye a José Miguel Menéndez “Mecafé” y Jaime Ramón Aparicio Mejía, ciudadano guatemalteco.

“Hoy, hemos iniciado un nuevo proceso en contra del expresidente Mauricio Funes, su socio Miguel Menéndez y el señor Jaime Ramón Aparicio Mejía, representante legal de la sociedad guatemalteca Servicios Calificados de la Construcción, S.A. (SERDELCO S.A.)” publico Raúl Melara en su cuenta de Twitter.

El hecho por el cual se gira una nueva orden de captura contra Funes es por la adjudicación fraudulenta de un proyecto para la construcción de un puente valorado en $8, 487,716.94 y en el que se incluyó como dádiva un avión. El delito del cual se le acusa a él y a Mecafé es de lavado de dinero y de activos, mientras que para Aparicio Mejía será de cohecho.

Según la Fiscalía, el contrato para la construcción del proyecto “Construcción Puente San Isidro sobre Río Lempa (km. 75.5 LIB31N)”, fue dado a la sociedad guatemalteca Servicios Calificados de la Construcción S.A. (SERDELCO S.A.) y se firmó bajo la modalidad de diseño y construcción el pasado 10 de octubre de 2013. El proceso de licitación del proyecto lo inició el Ministerio de Obras Públicas (MOP) el pasado mes de marzo de ese mismo año.

El proyecto estaba encaminado a mejorar la circulación entre la zona central y la zona norte de El Salvador, conectando a los municipios de San Pablo Tacachico, en la Libertad, con Nueva Concepción, en Chalatenango. La asignación presupuestaria para el diseño y construcción del proyecto fue por $8, 487,716.94.

Funes y Mecafe.

Ls investigaciones fiscales señalan que Aparicio Mejía, representante legal de SERDELCO, entregó a Mauricio Funes y a Mecafé un avión con registros Beechcraft King Air 90-TG-ADL, a manera de dádiva para ser favorecido con el contrato.

La Fiscalía establece que la dádiva fue para ambos implicados entre los años 2013 y 2016, quienes usaron el avión para viajes familiares hacia Estados Unidos, Costa Rica, Nicaragua, Panamá, Honduras e, incluso, llegaron a alquilarlo a $1,300 por hora.

El contrato de la construcción del puente terminó caducando por incumplimiento de la obra por parte del MOP, por lo que se reclamó la devolución del avión, pero Funes y Mecafé no devolvieron la aeronave, la cual quedó bajo su custodia. Hasta el momento, el expresidente Funes tiene siete órdenes de captura en su contra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba