Deportes

Barza derrota 2 a 0 al Real Valladolid

El Barça recuperó este martes el brillo en el José Zorrilla en un encuentro que dominó desde el inicio, con un planteamiento que se le atragantó al Real Valladolid, incapaz de frenar el juego de creación constante del cuadro catalán, en el que Leo Messi volvió a ser protagonista, junto a Pedri.

El equipo blanquivioleta, tal y como había comentado su técnico, Sergio González, la víspera del partido, salió con atrevimiento y descaro, dispuesto a sorprender a los jugadores rivales y, sobre todo, al trío de centrales que dispuso Koeman sobre el césped del Zorrilla, e impuso un ritmo intenso de juego.

Weissman realizó el primer disparo a puerta del choque en el minuto 6, que detuvo Ter Stegen y, si bien los vallisoletanos mantuvieron la presión, no hallaban opción de contragolpe, mientras que el Barça, acostumbrado a tener la posesión del balón, iba hallando acomodo y acercándose con mucho peligro al área local.

Messi empezó a mostrar su poderío con un gran golpeo que se fue a a la derecha de la portería de Masip y el tándem Jordi Alba-Pedri, acumulaba buenas acciones. Fue el delantero argentino el que estuvo a punto de inaugurar el marcador, con un fuerte disparo que despejó Masip en una gran intervención.

Fue el primer aviso, que no dejó tiempo al cuadro blanquivioleta a asimilarlo, puesto que, en la jugada posterior, Lenglet conseguía subir el primer gol al casillero azulgrana, con un remate de cabeza tras un perfecto centro de Messi, ante el que el meta local no pudo hacer nada.

El Barça se hizo dueño y señor del juego, y dejó claro que no se iba a conformar con la ventaja. Los vallisoletanos no sabían cómo defender el sistema planteado por Koeman y se vieron asediados de manera constante.

La buena organización colectiva de los catalanes volvió a obtener recompensa y, así, Braithwaite añadía un nuevo tanto antes del descanso, tras ganar la posición y empujar el balón al fondo de la red, en una jugada en la que, de nuevo, Messi, contó con especial protagonismo.

Con ese 0-2, y la sensación de que solo había un equipo en el césped del José Zorrilla, sobre todo, tras el primer gol azulgrana, se llegó al descanso. Total superioridad del Barcelona, que desplegó su mejor versión, tanto en la faceta ofensiva como en la defensiva.

Sergio González dio paso a Toni Villa para buscar un revulsivo en ataque con su velocidad y, diez minutos después, realizaba un triple cambio, dando entrada a Orellana, Kike Pérez y Roque Mesa, con el fin de equipararse al esquema del rival, aunque el Barça seguía a su ritmo, y Messi volvía a intentarlo, hallando de nuevo a Masip.

Pero la insistencia también encontró gratificación, y el astro argentino lograba marcar, tras un gran pase de tacón de Pedri, un jugador determinante en el juego de creación azulgrana. Curiosamente, ese tercer gol llegaba cuando el Valladolid comenzaba a equilibrar la táctica del Barça.

Orellana dispuso de la mejor ocasión del Real Valladolid para marcar, pero su fortísimo disparo lo despejó Ter Stegen de manera magistral y también anuló el rechace posterior de Kike Pérez, para rematar el completo encuentro realizado por los catalanes. Eso sí, los vallisoletanos insistieron hasta el final en busca de ese tanto de honor que no llegaría. Ter Stegen se lo impidió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba