EconomíaNacionales

El Salvador: Déficit fiscal alcanza su nivel más alto en una década

Rosa María Pastrán-LPG

El ICEFI advierte en su más reciente informe sobre el país que sin plan de mediano y largo plazo la trayectoria de la deuda continuará al alza.

El déficit fiscal de El Salvador en el 2020, es decir la diferencia entre los gastos e ingresos estatales, fue el más alto que se haya reportado en una década, de 849.6 millones, equivalente al 19.2 % del Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo con el último estudio presentado por el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI).

Según estimó la entidad, el déficit alcanzó $2,448.2 millones el año pasado, una cifra equivalente al 9.7 % del PIB. Pero, al agregarle los recursos asignados al Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP), el nivel de déficit fiscal se eleva al 10.8 % del PIB, «el más alto de la última década».

En promedio, este indicador alcanzó 3.4 % del PIB con el FOP incluido entre el 2011 y el 2019. Al restar el FOP, el promedio fue de 1.4 % del PIB.

«El aumento del déficit en 2020 es consecuencia conocida de la atención a los impactos de la pandemia del covid-19, como de los desastres naturales, así como de la dramática caída de la actividad económica experimentada por el país el año anterior, lo que hizo que los resultados estuviesen muy por encima de la trayectoria normal de años pasados», dice el ICEFI en un fragmento del perfil macro fiscal del país.

Empero, el instituto recordó que la situación fiscal del país ya era complicada antes de la pandemia. De acuerdo con el documento, los ingresos totales del gobierno central alcanzaron los $4,849.6 millones, lo que es equivalente al 19.2 % del PIB; mientras que los gastos totales ascendieron a $7,297.8 millones, un monto equivalente al 28.9 % del PIB.

Al agregar las erogaciones relacionadas con el FOP, el gasto alcanza los $7,568.5 millones, lo que equivale al 30.0 % del PIB, destaca el informe.

Para este año, el déficit fiscal podría rondar el 4.8 %, lo que incluye las obligaciones con el FOP. En opinión del ICEFI, esto implica que persisten los efectos asociados a la pandemia. El organismo también considera que la expansión del gasto «pudiera estar asociada al período electoral» que vivió el país. El ICEFI señaló que un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para garantizar la sostenibilidad de la deuda en el largo plazo, podría variar los resultados del déficit fiscal para el 2021 y para los próximos años al ponerse en práctica las acciones derivadas del mismo.

Ayer, el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, dijo en una entrevista televisiva que dentro de las pláticas con el FMI se ha incluido el combate a la evasión fiscal y la implementación de la factura electrónica. «Hay que reactivar el capítulo de precios de transferencia, por ejemplo», agregó el funcionario.

En el informe, ICEFI estimó que la deuda del país alcanzó los $21,971.5 millones, cifra que equivale al 87 % del PIB. Este porcentaje podría llegar al 89.4 % del PIB en el 2021, una trayectoria que no tendría cambios en el largo plazo excepto que cambien las condiciones a partir de la negociación con el FMI.

Abelardo Medina, economista de ICEFI, comentó que el saldo de la deuda es «insostenible», por lo que es necesario un ajuste del 3.2 % del PIB en el corto plazo; sin embargo, dijo que el reacomodo en el saldo de la deuda no debe hacerse de forma abrupta», sino que más bien lo que urge es un plan de estabilización de mediano y largo plazo que «tienda a regular el comportamiento de la deuda», con el fin de que no se sacrifiquen programas dirigidos a la población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba