Internacionales

Pollo Campero, la marca más global de Centroamérica, cumple 50 años

estrategiaynegocios.net

El pollito más global nacido en Centroamérica ya es cincuentón. La marca cumple 5 décadas presente en 6 países. ‘La marca definió una cultura y la forma cómo el consumidor guatemalteco comería pollo’, nos dijo Juan José Gutiérrez, su líder por casi 3 décadas. Así nació y se convirtió en marca nostálgica Pollo Campero.

Más de 8.000 colaboradores, más de 350 restaurantes en Guatemala, El Salvador, Estados Unidos, México, Honduras y Ecuador. Esa es la huella de Pollo Campero, la marca de origen centroamericano más global, en cinco décadas.

Dionisio Gutiérrez fue el fundador que, en 1971, junto a un grupo de empresarios guatemaltecos, impulsó el primer restaurante Pollo Campero. Un año más tarde, la marca llegó a El Salvador. Por ello, guatemaltecos y salvadoreños se diputan la nacionalidad de la marca. Su promesa desde siempre: “Pollo tierno, jugoso y crujiente”.

Muy temprano, Pollo Campero inició su proceso de expansión a Latinoamérica y en 2002 se inauguró el primer Pollo Campero en Estados Unidos, posteriormente, el pollito campirano llegaría a España (2006), Asia; China e Indonesia (2007) y a Oriente Medio e India (2010).

En “Memorial de Cocinas y Batallas”, Francisco Pérez de Antón narró una historia de negocios marcada por la pasión de su fundador, que no dudaba en probar recetas en la cocina y ponerse detrás del mostrador. Su hijo, Juan José Gutiérrez, dirigió por casi tres décadas la empresa en crecimiento. “La marca definió una cultura y la forma cómo el consumidor guatemalteco comería pollo, y desde ese entonces ponemos las reglas del juego”, le dijo a Estrategia & Negocios el hoy Presidente Chairman de la División Alimentos de Corporación Multi Inversiones (CMI).

Primogénito de Dionisio Gutiérrez Gutiérrez, el fundador, Juan José Gutiérrez estuvo desde muy joven cerca de la génesis de Campero. En una entrevista a Estrategia & Negocios, recordó que en la época de preapertura del primer Campero, muchas de las pruebas de sabores y productos se hicieron en la cocina de su casa. Y cuando el restaurante abrió, se involucró acompañando a su padre a los restaurantes.

Dionisio padre murió en 1974, en un accidente de aviación. En 1977, Juan José terminó su carrera universitaria y en 1982 fue invitado por Pérez de Antón a presidir Campero. Juan José se recuerda en sus primeros años al frente de Pollo Campero, a sus 23 años. “Me involucré en todos los procesos, manejé restaurantes, freí pollos, estuve atrás de una caja, y eso es lo que me ha dado la fortaleza de saber hasta dónde puede llegar nuestra gente”, nos dijo. “En Campero todo pasa muy rápido. Pollo Campero es una empresa muy operativa, que se maneja en la calle, en los restaurantes, muy cerca de los empleados y de los consumidores”.

Pasa tan rápido que si los 123 millones de platos servidos en los 214 restaurantes Campero en Centroamérica en un solo año, se alinearan uno tras otro, darían 2.2 vueltas al mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba